26 de septiembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 13:10
Política Sanitaria > Otras profesiones

Las "recetas deportivas" enfrentan a fisioterapeutas y médicos

El Colegio de Fisioterapeutas de Madrid asegura que la indicación genera confusión entre los pacientes

El decano del Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, José Antonio Martín Urrialde.
Las "recetas deportivas" enfrentan a fisioterapeutas y médicos
Redacción
Lunes, 27 de marzo de 2017, a las 14:20
Alerta por las ‘recetas deportivas’. El decano del Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (Cpfcm), José Antonio Martín Urrialde, ha advertido que la indicación de actividad física, empleada bajo el concepto de ‘recetas deportivas’, puede generar confusión al atribuir, a personal no sanitario, un acto terapéutico que se hace mediante prescripción.

La denuncia, enmarcada en las Jornadas organizadas por el Colegio Oficial de Licenciados de Educación Física y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Comunidad de Madrid (Coplef Madrid), junto con la Escuela Profesional de Medicina de la Educación Física y el Deporte, pone de relieve que “estos profesionales no están facultados para ejercer funciones reservadas a las profesiones tituladas que se regulan en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias”.

El decano quiere dejar claro que la actuación médica en este proceso, “favorece la ambigüedad y confusión entre usuarios, pudiendo otorgar visos de legalidad a una actuación que se opone a lo dispuesto en una ley nacional”. Desde el Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid se reconoce que la recomendación de usar el deporte, es una competencia ajena al fisioterapeuta, pero se advierte, que “este debe ser el único profesional que desarrolle los programas de ejercicio terapéutico dirigido a poblaciones e individuos con lesiones y patologías, como establece la citada Ley”. 

En este sentido, el decano del Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, explica que “la existencia de un diagnostico medico previo no convierte a los recién regulados en profesionales de la salud, ni se debe confundir a la población con la asunción de competencias sanitarias para las cuales no están legalmente habilitados”.

“El diagnostico es una competencia exclusiva de una profesión sanitaria, según establece el Tribunal Supremo, y es necesaria una adecuada información a la población, por parte de los colegios profesionales implicados con el fin de salvaguardar la seguridad del usuario y evitar delitos de intrusismo profesional”, finaliza el decano.