28 de marzo de 2017 | Actualizado: Martes a las 15:35
Política Sanitaria > Otras profesiones

La Psicología del futuro sale de la consulta y llega a 'Whatsapp'

Surge en Brasil una plataforma capaz de conectar a paciente y profesional mediante mensajes de texto

Una paciente en contacto con su psicólogo a través de la plataforma.
La Psicología del futuro sale de la consulta y llega a 'Whatsapp'
Redacción
Sábado, 16 de julio de 2016, a las 11:00
La ayuda psicológica nunca estuvo más cerca. Un empresario brasileño ha diseñado una plataforma destinada a facilitar el contacto, vía mensajes de texto, entre los psicólogos y sus pacientes. El nuevo canal, que tiene un funcionamiento similar al de la conocidísima aplicación de mensajería instantánea 'Whatsapp', ya se ha implementado en todo el territorio del país latinoamericano, lo que permitirá que aquellas personas que no cuenten con un profesional de la salud mental cerca de su hogar, puedan acudir a consulta de una forma innovadora.

‘Habla Freud’, la plataforma creada por Yonathan Yuri Faber, dispone de un equipo de psicólogos que, además de atender a los pacientes, realizan informes semanales sobre su evolución, así como análisis a quienes se inscriben en la aplicación. Según indica la propia empresa, la suscripción tiene un coste mensual de unos 300 reales (menos de un euro), que son destinados en un 50 por ciento a los psicólogos y otro 50 a la compañía.

“El servicio, al contrario de lo que algunos piensan, no sustituirá a la terapia personal”, ha destacado Dayane Costa, uno de los psicólogos del equipo. En este sentido, recalca que “la aplicación ayudará a muchas personas a evolucionar y crecer emocionalmente, pero en aquellos casos donde será necesario un seguimiento intensivo se debe seguir con la terapia tradicional”.

La aplicación, sin embargo, ha suscitado algunas dudas. “En la escritura no se pueden detectar emociones reales. El paciente puede estar mintiendo. Durante una terapia tradicional, el psicólogo hace que el paciente argumente sus emociones y detecta si tienen sentido o no, al mismo tiempo que analizan su lenguaje corporal. Además, no siempre cuando se escribe se transmite lo que, realmente, se está pensando”, apunta Paula Monticcelli, psicóloga con 35 años de experiencia.