La Fedop asegura que la ley que impide comprar por internet productos sujetos a prescripción "a veces no se cumple"

La Ortopedia pide endurecer la venta online con más inspecciones sanitarias
El presidente de la Fedop, Pablo Martín Pérez.


04 abr 2022. 13.00H
SE LEE EN 3 minutos
El sector de la Ortopedia se encuentra afectado por la venta a través de internet de sus productos, especialmente aquellos que necesitan la adaptación por parte de un profesional sanitario. La Federación Española de Ortesistas Protesistas (Fedop) lamenta que hay situaciones en las que se pueden encontrar artículos de baja calidad, en malas condiciones o que no se cumplen las condiciones legales. Por ello, aunque ya hay una ley que prohíbe esta venta online, avisa que "a veces no se cumple", por lo que apuesta por endurecerla y aumentar las inspecciones sanitarias. 

La Fedop ha explicado a Redacción Médica que los productos ortoprotésicos, como bienes sanitarios que son, "deben dispensarse en establecimientos autorizados que garanticen el adecuado almacenamiento y conservación de los mismos", según marca la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). Además, indica que es imprescindible la figura del técnico ortoprotésico, el profesional sanitario encargado de su adaptación y ajuste, teniendo en cuenta las necesidades, patologías y dolencias de cada persona, algo que defiende la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que la venta online no proporciona.

"Así es como un paciente va a contar con todas las garantías, tanto para su salud como para realizar el uso del servicio postventa y para poder acceder a las subvenciones del Sistema Nacional de Salud (SNS)", ha recalcado.

Asimismo, ha apuntado que adquirir estos productos en Internet conlleva "graves riesgos porque no reciben un tratamiento seguro de acuerdo a sus patologías". "Además, se pueden encontrar con productos de baja calidad, en malas condiciones o que no cumplen con las condiciones legales exigidas. De hecho, muchas ortopedias han recibido a usuarios que han tenido problemas técnicos con productos que han comprado en plataformas o marketplaces, y se han visto desamparados al no tener disponible el servicio de un profesional".

Ya existe el Real Decreto Legislativo 1/2015 que indica que la venta en internet de productos sanitarios que estén sujetos a prescripción está prohibida. De incurrir en esta ilegalidad, la sanción oscila entre los 30.000 euros hasta los 90.000 euros. La Fedop asegura que en muchas ocasiones "no se cumple y no se produce esa sanción, mientras que las ortopedias sí cuentan con todos los requisitos legales y licencias correspondientes".


Rechaza la financiación pública de los artículos 'online'


En este sentido, defiende que las administraciones públicas no financien los productos de la cartera de servicios que hayan sido adquiridos fuera de los establecimientos sanitarios autorizados, como ocurre con los medicamentos. “Es necesario que se apliquen las normas en vigor y perseguir a las páginas web que venden productos ortoprotésicos sin cumplirlas”, ha manifestado.

"Tampoco se entiende que los pacientes del SNS tengan protección y otros que lo hagan por su cuenta no, porque la finalidad y el uso del producto es la misma, es decir, tendría que prohibirse en todas sus vertientes para que el usuario no resulte perjudicado", ha añadido.

Además, ha señalado que este problema perjudica a la imagen de la profesión, así como a la salud de los usuarios. "El sector de la Ortopedia tiene que reconocerse como un servicio asistencial y no como una mera mercancía. Este es un hándicap más que se une a las dificultades actuales que sufre el gremio", ha destacado. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.