Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Política Sanitaria > Otras profesiones

La Fisioterapia pone de acuerdo a los grandes partidos

PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, de acuerdo en reconocer la necesidad de dotar de más financiación y autonomía

José Ignacio Echániz; José Martínez Olmos; Daniel Álvarez Cabo; y Amparo Botejara.
La Fisioterapia pone de acuerdo a los grandes partidos
Redacción
Jueves, 26 de mayo de 2016, a las 16:40
Los principales partidos que concurren a las elecciones del 26 de junio han incluido en su agenda política la Fisioterapia como uno de sus retos de cara a la próxima legislatura, y lo han hecho con cierto acuerdo ya que PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos se han puesto de acuerdo en reconocer la necesidad de dotar de más financiación y autonomía a la especialidad, para que no dependan de la derivación y diagnóstico de otros profesionales sanitarios.
 
Los portavoces de sanidad de dichas formaciones han defendido estas tesis en el marco de un debate electoral que ha tenido lugar en Madrid bajo el título de ‘Los partidos, ante los nuevos retos sanitarios’.
 
Así, el secretario ejecutivo de Sanidad y Políticas Sociales del PP, José Ignacio Echaniz, ha explicado que la Fisioterapia es la profesión “que más se ha desarrollado a nivel competencial en los últimos años”, y ha defendido que “la importancia que ha cobrado este sector tiene que tener un reflejo en el sistema sanitario”.
 
En este sentido, ha reconocido que “existen ciertos embudos en los servicios de rehabilitación que impiden una gestión más eficaz de los tratamientos de Fisioterapia y que están generando listas de espera innecesarias”, y ha asegurado que en esta nueva realidad fruto del incremento de la esperanza de vida y de la cronicidad, la Fisioterapia “va a tener un papel muy importante y presenta uno de los futuros más esperanzadores”.
 
Por su parte, el diputado de Ciudadanos, Daniel Álvarez Cabo, ha explicado que su partido apuesta por ajustar las prestaciones de los profesionales a su formación, y  aumentar las competencias que los fisioterapeutas tienen en la práctica, dotándoles de una mayor autonomía que les permita tratar a pacientes, de acuerdo con los diagnósticos que se establezcan y de manera protocolizada, sin que haya una prescripción facultativa. Sin embargo, ha recordado que la gestión de la asistencia sanitaria es competencia de las comunidades autónomas, instando a las mismas a su desarrollo.
 
El portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Senado, José Martínez Olmos, ha aclarado que el problema tiene dos ámbitos, uno profesional,  que no es competencia de las autonomías sino que se regula a través de la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias y otro, el de los servicios.
 
En relación al ámbito profesional, Martínez Olmos ha defendido que dada la evolución de la práctica clínica, “se requeriría una redefinición de las profesiones sanitarias desde el gobierno central y las Cortes Generales, que contara con el mayor consenso posible”.
 
“Nuestro partido está dispuesto a redefinir los roles de las profesiones sanitarias pero lo tendríamos que hacerlo a través de un consenso porque los pasos que se den no pueden generar más problemas”, ha asegurado.
 
Por otra parte, en relación a la prestación de los servicios, ha recordado que independientemente de las competencias de sus profesionales, el servicio de Fisioterapia en el Sistema Nacional de Salud “es insuficiente”, y es un campo en el que se debería avanzar a través de una planificación estratégica “que vaya destinando recursos, y adecuando la oferta, en función de lo que realmente necesite la sociedad”.
 
Por su parte, la diputada de Podemos y miembro de la Comisión de Sanidad del Congreso, Amparo Botejara, también ha defendido la accesibilidad directa a los servicios de Fisioterapia sin la intermediación de otros profesionales, y ha explicado que en Extremadura, autonomía en la que ella ejerce su profesión, ya se está empezando a trabajar así en Atención Primaria.