"El intrusismo en Odontología va a desaparecer por las nuevas tecnologías"

Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas de España, repasa los retos que afronta la profesión

El presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro.
"El intrusismo en Odontología va a desaparecer por las nuevas tecnologías"
vie 13 marzo 2020. 09.00H
Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas de España, explica que el intrusismo en Odontología "va a desaparecer de forma natural" en unos años debido a que las nuevas tecnologías digitales van a desplazar a estos falsos profesionales. "Con la digitalización no hace falta llegar a estas cosas", cuenta en una entrevista con Redacción Médica, en la que, además, repasa la situación de los ondontólogos españoles y lo que más les afecta, como la falta de impulso en las especialidades, la ley de publicidad sanitaria, la ley de sociedades profesionales e, incluso, los 'influencers prescriptores'. 

¿Cuáles son los principales retos que afronta la Odontología en España actualmente?

Nuestros retos siguen siendo los habituales, pero al haber estado el Ejecutivo tanto tiempo en funciones, no hemos podido plasmarle nuestros problemas y buscar soluciones conjuntamente. Ahora que el Gobierno ya está formado, podemos avanzar. 

Por ejemplo, uno de nuestros retos es la ley de publicidad sanitaria, necesaria para abordar la publicidad engañosa e inductora al consumo excesivo de salud, y que puede llevar a una mala praxis y a tratamientos innecesarios. 

Óscar Castro, sobre las especialidades ondontológicas: "Estamos priorizando igualarnos al resto de países de Europa".

En este sentido, los Consejos de Dentistas, de Médicos, de Farmacéuticos y de Veterinarios nos hemos unido para lograr una publicidad clara y concisa dirigida al paciente. Aquí entra la necesidad de legislar, por ejemplo, aquellos anuncios donde los famosos venden tratamientos.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los profesionales sanitarios es al intrusismo profesional. ¿Ha aumentado en Odontología?

El intrusismo profesional tiende a desaparecer y eso es gracias a que las nuevas tecnologías lo están desplazando. Con la digitalización, algunas profesiones se van a transformar. Por ejemplo, los protésicos dentales se van a convertir en ingenieros informáticos y serán colaboradores necesarios del dentista, siempre éste como ejecutor del tratamiento. 

Un momento de la entrevista, en la que el presidente aborda el escándalo de iDental. 


¿Cómo valora que la ley de publicidad sanitaria haya llegado ya al Congreso de los Diputados?

Es fantástico. Después de escándalos como el de iDental, los grupos políticos ya han podido conocer el problema de la especulación con la salud y ahora son conscientes de que hay que legislarlo y controlarlo. 

En el Senado se está hablando de la ley de sociedades profesionales, ¿cómo lo valora?

Es muy positiva, ya que ante cualquier desviación deontológica, el colegio puede actuar contundentemente. Precisamente, en el caso de iDental, donde había sociedades de intermediación, no estaba todo bajo control. Por eso ocurrió que, cuando los afectados acudieron a los colegios a pedir ayuda, no éramos conscientes de quién estaba detrás. Fue una situación muy hermética.

Finalmente, el tema ha acabado en la Audiencia Nacional -no solo por un delito contra la salud pública, sino también por estafa- y, en este caso en concreto, el Consejo General de Dentistas ha actuado como acusación popular. 


"Preveo un escándalo próximo similar al de iDental"


En definitiva, hay que pensar en las miles de personas afectadas y procurar que no se vuelva a repetir, aunque auguro que un escándalo similar se volverá a producir próximamente.

Uno de los temas que se han puesto sobre la mesa estos últimos meses son los ‘influencers prescriptores’. ¿Cómo los ve el Consejo?

Los dentistas, los médicos y los farmacéutico hemos creado una plataforma conjunta con el Ministerio de Sanidad para abordar esta cuestión. Nuestro objetivo es avisar de los peligros de las redes sociales, porque en ellas aparecen personas que, parece ser, no solo realizan recomendaciones sobre gastronomía o ropa, sino también sobre salud.

Este tema es muy delicado, porque recomiendan medicamentos y éstos tienen que estar prescritos por un facultativo y tener un control sanitario. Algunos 'influencers' han llegado a decir que se pueden hacer alineadores en casa o han recomendado el uso del carbón activado (un producto abrasivo que daña dientes y encías). Ante esta situación, el Ministerio de Sanidad debe actuar contundentemente y con multas ejemplarizantes.

Sanidad creó un grupo de médicos y farmacéuticos. ¿Están en él los odontólogos?

Sí. De hecho, fuimos los dentistas los que lo iniciamos y después se unieron médicos y farmacéuticos. Es importante que estemos las tres profesiones, porque los medicamentos no se pueden dispensar fuera del circuito de las farmacias ni prescribir fuera de las consultas. 

En cuanto a las especialidades odontológicas, ¿en qué punto se encuentran?

En la actualidad, los dentistas españoles tenemos que igualar nuestra profesión a la de los demás países de nuestro entorno. Francia, Italia, Alemania y Portugal, por ejemplo, son algunas de las regiones europeas donde sí están desarrolladas las especialiades odontológicas, frente a España o Luxemburgo que no tienen.

Esto provoca que cuando los españoles salen a trabajar a Europa se les considera como odontólogos generales, lo que supone un agravio comparativo entre los dentistas españoles y el resto de profesionales de la Unión Europea.  

"La Odontología también se ve afectada por las pseudociencias"




En cuanto a las pseudociencias, ¿les han llegado denuncias contra estas prácticas?

Sí. De hecho, ya hemos denunciado unos cursos que se realizan en Madrid y en Barcelona (aunque son itinerantes por toda España) que dicen que los dientes ausentes pueden crecer con el poder de la mente.

Óscar Castro valora la ley de sociedades profesionales y su necesidad.

Por este curso cobran 60 euros y, si quieres ir a una segunda sesión, te cobran 30 euros más. 

No podemos permitirlo. Las pseudociencias no están basadas en la evidencia científica y, la Odontología, como ciencia que es, se ve afectada por toda esta serie de chamanes que intentan cosas alternativas.

¿Qué le parece el dentista municipal de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona?

El dentista municipal impulsado por Ada Colau es un proyecto que se caracteriza por una bajada de las tarifas de un 40 por ciento. Esto es publicidad engañosa, porque para poder bajar un 40 por ciento hay que partir de un precio fijo. 

En Odontología, donde existe la libertad de mercado, esa política no se puede aplicar, porque cada dentista cobra los tratamientos a un precio que considera adecuado. Por eso, hacer un descuento sobre un precio que no existe es publicidad engañosa. 

Y, por otro lado, una clínica solidaria se caracteriza por no cobrar al paciente vulnerable porque nace de la premisa de ayudar al más débil. Y en este caso, no es así. 

Óscar Castro, en contra del dentista municipal de Ada Colau: "Es publicidad engañosa".


¿Se plantea denunciar?

Este asunto pertenece al ámbito del Colegio de Dentistas de Cataluña, institución que, precisamente, cuenta con una clínica solidaria en la que no se cobra a los pacientes. Eso sí es una clínica solidaria y no una clínica de descuentos. 

¿Tienen conocimiento de que esta iniciativa se esté replicando en otros lugares?

No. Pero lo que estamos observando es la existencia de dentistas que van en furgoneta a centros de mayores, hospitales y casas. En estos casos, creo que las autoridades sanitarias deberían tomar medidas.

Por ello, hago un llamamiento a las administraciones, tanto autonómicas como estatales, para que se controle y no se permitan, ya que este tipo de situaciones significan un paso atrás en el mundo sanitario.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.