Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:15
Política Sanitaria > Otras profesiones

"El diploma de Paliativos debe llegar a psicólogos y trabajadores sociales"

La Sociedad Española de Cuidados Paliativos reclama la presencia de ambos en la acreditación profesional

Rafael Mota, presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos.
"El diploma de Paliativos debe llegar a psicólogos y trabajadores sociales"
José A. Puglisi
Martes, 22 de noviembre de 2016, a las 18:40
Una participación multidisciplinar. Desde la Sociedad Española de Cuidados Paliativos se ha analizado el borrador del Diploma de Acreditación en Cuidados Paliativos que ha adelantado en exclusiva Redacción Médica, considerando fundamental contar con una participación activa de “todos las profesiones que trabajan en el ámbito de los cuidados paliativos y que están representadas en esta sociedad científica”. Específicamente, habla de los médicos, enfermeras, psicólogos y trabajadores sociales, quienes “deben quedar incluidos en el programa”.

Rafael Mota, presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, ha precisado que, hasta la fecha, “desconocemos  de forma directa que existan ningún tipo de avance en este documento”. En este sentido, sólo apuntan que “hay un proyecto de borrador sobre el Diploma de Acreditación en Cuidados Paliativos, cuyo plazo de alegaciones ha concluido recientemente. Estas alegaciones serán estudiadas por la Comisión de Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias, que está pendiente de una reunión para llevar a cabo dicho análisis”.

El borrador, al que ha tenido acceso este diario, cuenta con un total de 94 competencias pertenecientes a 10 áreas fundamentales, solicitando a los profesionales sanitarios que se tengan conocimientos y habilidades en áreas como la actividad clínica, psicología, atención a la familia, ética, trabajo en equipo, organización formación e investigación, y socioculturales. A las que suma otras desde la perspectiva espiritual y, evidentemente, legal.

Para medir los conocimientos y habilidades, el borrador establece que se realicen métodos de evaluación conformados por pruebas escritas, documentos y registros del personal, indicios de observación y Feedbak de 360 grados (encuestas), incluida la autoevaluación por parte de los especialistas de profesiones sanitarias reguladas. Sin embargo, aún habrá que conocer qué aspectos quedarán definidos en la versión definitiva.