Este fármaco hace desaparecer el tumor en el 16% de las pacientes

Un nuevo tratamiento frena un tipo de cáncer de mama en un 76% de los casos
Javier Cortés, doctor y primer autor del mismo y director del International Breast Cancer Center (IBCC)


18 sep 2021. 18.50H
SE LEE EN 6 minutos
Un nuevo tratamiento que funciona como un "caballo de  troya" se revela como altamente eficaz contra el cáncer de mama metastásico HER2-positivo, uno  de los subtipos más agresivos de esta enfermedad. Este tratamiento, trastuzumab deruxtecan, frena la progresión del cáncer en un el 75,8 por ciento de las pacientes a los 12 meses respecto al 34,1 por ciento que lo consiguen con el tratamiento estándar actual e, incluso, logra que el tumor desaparezca  por completo en el 16 por ciento de estas pacientes, según ha demostrado el ensayo clínico DESTINY Breast-03.

El ensayo ha sido presentado en el Simposio Presidencial del ESMO Congress 2021, por Javier Cortés, doctor y primer autor del mismo y director del International Breast Cancer Center (IBCC), el primer centro hiperespecializado en cáncer de mama de España. 

"De todos los estudios realizados en pacientes con cáncer de mama, en cualquier estadio y de cualquier subtipo, probablemente nunca ha habido un fármaco que haya demostrado tanto beneficio como este. Son datos objetivos. Creo que son los datos más relevantes, más importantes y más impactantes en la historia del cáncer de mama", afirma Javier Cortés, y añade que  "este fármaco es tan innovador y mejora el pronóstico de forma tan llamativa respecto al  tratamiento estándar actual que podríamos estar ante el fármaco más activo en la historia del  cáncer de mama". Aunque sea preliminar afirmarlo, Cortés augura que este medicamento  “podría llegar a curar la enfermedad en algunas pacientes, porque hemos visto que el tumor  desaparece en el 16 por ciento de los casos, o a aumentar, al menos, las posibilidades reales de cronificar  la enfermedad". 

Los resultados del estudio DESTINY Breast 03 representan un cambio de paradigma en el tratamiento del cáncer de mama metastásico HER2-positivo y constituyen avances muy relevantes en la historia del cáncer de mama, fruto de la investigación de un prestigioso equipo de oncólogos liderado por Cortés. 

DESTINY Breast-03: contexto y resultados 


El cáncer de mama metastásico HER2-positivo representa alrededor del 15 por ciento del total de los casos de cáncer mamario diagnosticados y es un subtipo que se caracteriza por una elevada agresividad  y alta capacidad de proliferación. Actualmente, las terapias dirigidas contra dianas, como el  receptor HER2 de las células tumorales, permiten tratar este cáncer de forma más eficaz. Entre estas terapias, en la práctica clínica figuran trastuzumab, pertuzumab y T-DM1.

El nuevo tratamiento trastuzumab deruxtecan es un "caballo de Troya", ideado para engañar a los "soldados enemigos" cruzando las "murallas" celulares, sin ser vistos, combatiendo el tumor desde dentro. De la misma forma, este fármaco es un anticuerpo o proteína (trastuzumab) que lleva en "la mochila" un tipo de quimioterapia oculta (deruxtecan), que las células tumorales no  detectan. El anticuerpo se une a una especie de antena, el receptor HER2, que se encuentra en la membrana de las células tumorales, entra en su interior y, una vez dentro, es capaz de liberar la quimioterapia, en una acción "tremendamente potente y muy significativa", explica Cortés. 

Este agente ya había demostrado una actividad antitumoral, sin precedentes, en pacientes con cáncer de mama metastásico HER2-positivo, ampliamente pretratadas en el ensayo de fase II  DESTINY Breast-01, publicado en febrero de 2020, en la revista The New England Journal of Medicine, entre cuyos autores se encontraba Javier Cortés, y cuyos resultados llevaron a la  aprobación "temporal" de trastuzumab deruxtecan, tanto en Europa como en Estados Unidos,  para este subgrupo de pacientes. Por primera vez, se aprobaba un tratamiento para estas pacientes a partir de los resultados de un ensayo de fase II. En base a los resultados del estudio DESTINY Breast 01 se diseñaron dos ensayos clínicos de fase III, DESTINY Breast-02 y DESTINY Breast-03. 

El estudio DESTINY Breast-03 es un ensayo clínico de fase III, multicéntrico y randomizado que ha contado con 524 pacientes tratadas previamente con una línea de tratamiento de quimioterapia  denominada taxanos y con trastuzumab. Las pacientes incluidas fueron asignadas aleatoriamente a una de las dos ramas del estudio: 261 a la rama de trastuzumab deruxtecan y 263, a la del  tratamiento estándar con T-DM1. El objetivo primario del estudio ha sido analizar la supervivencia libre de progresión. Respecto a este indicador, el 75,8 por ciento de las pacientes tratadas con trastuzumab deruxtecan en segunda línea conseguían mantenerse sin que la enfermedad progresara o empeorara a los 12 meses, respecto al 34,1 por ciento de las pacientes tratadas con T-DM1. Se trata de una mejora estadística y clínicamente muy significativa respecto al tratamiento estándar actual. 

Mejora de la supervivencia global


Además, cabe destacar que no se ha alcanzado la mediana de supervivencia libre de progresión en las pacientes tratadas con trastuzumab deruxtecan. Según informa Cortés, "más del 50 por ciento de las pacientes se mantienen sin que la enfermedad metastásica empeore a los 24 meses" y también se aprecia una fuerte tendencia en una mejora de la supervivencia global, pese a que  falta más tiempo para conocer los resultados finales de este objetivo secundario, pero también clave, del estudio. 

El perfil de toxicidad de trastuzumab deruxtecan es consistente con el observado en los ensayos clínicos previos, sin que se hayan evidenciado nuevos problemas de seguridad. "La toxicidad es manejable, si bien 1 de cada 10 pacientes puede tener cuadros de neumonitis o de inflamación  pulmonar. Si se detecta a tiempo y se maneja bien, no da problemas. Pero debemos estar atentos en diagnosticarla a tiempo para que sea manejable y no repercuta en la calidad de vida y en la  seguridad de las pacientes", destaca el Cortés, quien afirma que también se están llevando a  cabo estudios de calidad de vida con resultados preliminares interesantes.

Los resultados de este estudio posicionan a trastuzumab deruxtecan como el tratamiento de elección de segunda línea para pacientes con cáncer de mama metastásico HER2-positivo. Ante  los resultados de DESTINY Breast-03, "deseamos que próximamente la Agencia Europea del  Medicamento (EMA) lleve a cabo una modificación de la ficha técnica actual de trastuzumab  deruxtecan y permita su uso en pacientes que hayan recibido previamente una única línea de tratamiento", revela Cortés.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.