Un antibiótico frena el crecimiento tumoral en el cáncer de mama agresivo

El fármaco se combinó con un inhibidor de la autofagia para eliminar las células resistentes

Matilde Lleonart (segunda por la derecha) y su equipo.
Un antibiótico frena el crecimiento tumoral en el cáncer de mama agresivo
lun 04 febrero 2019. 11.10H
Los antibióticos bactericidas disminuyen el crecimiento del tumor si se combinan con bloqueadores de la autofagia. Lo ha descubierto en un modelo animal de cáncer de mama triple negativo el equipo de Matilde E. Lleonart en el Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR).

El estudio, que ha sido publicado en la Molecullar & Cellular Proteomics, consistió en un análisis proteómico y metabolómico de células generadas en el laboratorio que fueron inducidas a ser resistentes a ciclofosfamida, cisplatino y doxorrubicina, principales fármacos contra el cáncer de mama triple negativo particularmente agresivo, conocido como TNBC.

“Se quería comprobar si las células resistentes o quimiorresistentes tenían similitudes con las células madre tumorales en cuanto a fenotipo y también comprobar si las dos poblaciones son dependientes de la mitocondria, como apuntas las últimas hipótesis”, señala Matilde Lleonart.


Disfunción de la mitocondria


El grupo de Investigación Biomédica en Células Madre de Cáncer de VHIR, que ella dirige, descubrió que las poblaciones de células resistentes y células madre tumorales comparten muchas características y rutas moleculares, y además, que muchas de estas vías están relacionadas con la mitocondria.


Se seleccionó un antibiótico, linezolid, por su capacidad de inducir disfunción mitocondrial


Una vez confirmado que las células madre tumorales y las quimiorresistentes derivadas de las del cáncer de mama triple negativo dependerían de las mitocondrias para sobrevivir, se seleccionó un antibiótico para proseguir con el estudio, linezolid, por su capacidad de inducir disfunción mitocondrial.

De esta manera, los investigadores pudieron proporcionar la primera evidencia in vivo que demuestra que linezolid suprime la tasa de crecimiento del tumor y que va acompañada por un aumento de la autofagia (proceso regenerativo que controla la supervivencia celular y, en el caso del cáncer, favorece su crecimiento y las metástasis).


Tratamiento simultáneo con inhibidor de la autofagia


Guiados por un trabajo previo del grupo que sugería que el tratamiento simultáneo con antibióticos específicos y bloqueadores de autofagia podía tener un gran valor terapéutico, demostraron que los antibióticos bactericidas utilizados en combinación con bloqueadores de autofagia disminuyen el crecimiento del tumor.

“Este estudio coloca a las mitocondrias en el centro de atención de la terapia contra el cáncer y a los antibióticos como agentes efectivos para eliminar las células madre tumorales y las quimiorresistentes”, apunta Lleonart.

Los investigadores proponen la administración combinada de un antibiótico y un inhibidor de la autofagia para detener el crecimiento tumoral y eliminar la población específica de células resistentes.

Eliminar de esta población, que hasta ahora se escapa a los tratamientos que existen es muy importante tanto desde el punto de vista clínico como de la progresión de la enfermedad. Y poder hacerlo utilizando antibióticos ya comercializados de los que se conoce su posología, toxicidad, etc. abre la puerta al reposicionamiento de fármacos en el tratamiento del cáncer.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.