10 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Toser, fumar o tener un IMC bajo, factores de riesgo en cáncer de pulmón

Investigadores noruegos han elaborado un modelo de predicción para el desarrollo del tumor

El 94% de los pacientes de cáncer de pulmón son fumadores o exfumadores.
Toser, fumar o tener un IMC bajo, factores de riesgo en cáncer de pulmón
lun 28 mayo 2018. 13.10H
Redacción
Tener tos diaria de forma periódica, ser fumador activo o pasivo y tener un índice de masa corporal (IMC) bajo son algunos de los factores de riesgo de cáncer de pulmón, tumor que cada año se cobra la vida de 1,6 millones de personas.

Así lo han demostrado un grupo de investigadores griegos y noruegos en un trabajo publicado en la revista EbioMedicine, afiliada a The Lancet, tras analizar los hábitos tabáquicos de 65.000 ciudadanos de Noruega de entre 20 y 100 años durante 16 años.

Cáncer de pulmón en exfumadores

Después de tres años de trabajo, los expertos observaron que el 94 por ciento de los pacientes diagnosticados con cáncer de pulmón eran fumadores o exfumadores y que el 21 por ciento de ellos eran menores de 55 años. Además, el 36 por ciento eran personas que durante 20 años habían fumado menos de 20 cigarrillos al día.

Con estos datos, los científicos utilizaron 36 variables para analizar la probabilidad de desarrollar cáncer entre los fumadores y los exfumadores. Posteriormente, crearon una calculadora para conocer el riesgo de cada uno de ellos de padecer este tumor a los 6 y a los 16 años de hábito tabáquico.

Así, observaron que la edad incrementaba el riesgo; haber consumido cigarrillos al día, aunque fueran pocos, durante muchos años; el tiempo que pasó desde que se había dejado de fumar; el IMC corporal bajo; así como haber estado expuesto al humo del tabaco en interiores durante varias horas al día.

La tomografía computarizada no siempre es buena opción

El modelo utilizado permitió también demostrar que las tomografías computarizadas no siempre son una buena herramienta para predecir el cáncer de pulmón, ya que solo permitió detectar hasta el 85 por ciento de los que desarrollarían cáncer de pulmón en los próximos seis años.

"Este método puede reducir el número de personas expuestas a la radiación de tomografías computarizadas innecesarias, y maximizar la identificación de las personas con verdadero riesgo. También es el primer modelo que puede predecir con precisión el cáncer de pulmón en fumadores leves, personas más jóvenes y personas que dejaron de fumar hace muchos años", han aseverado los investigadores.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.