Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Especialidades > Oncología Médica

Ser madre no genera recaída tras superar un cáncer de mama

La mitad de las mujeres jóvenes a las que diagnostican un tumor de este tipo dicen querer tener hijos

El estudio se basó en una revisión de los datos de 1.207 pacientes diagnosticadas con cáncer de mama no metastásico antes de 2008.
Ser madre no genera recaída tras superar un cáncer de mama
Redacción
Lunes, 05 de junio de 2017, a las 18:00
Las mujeres que se quedan embarazadas tras superar un cáncer de mama no tienen más riesgo de sufrir una recaída o de fallecer, tampoco en tumores con receptores de estrógenos positivos, según un estudio retrospectivo de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO).

El informe se basó en una revisión de los datos de 1.207 pacientes diagnosticadas con cáncer de mama no metastásico antes de 2008, todas ellas menores de 50 años. La mayoría (57 por ciento) tenían cáncer por receptores de estrógenos positivos (ER-positivo) y más del 40 por ciento tenían factores pronósticos deficientes, como un tamaño tumoral grande y una diseminación del cáncer hacia los ganglios linfáticos axilares.

De todas ellas, 333 se quedaron embarazadas y por cada una se utilizaron tres pacientes con cáncer de características similares, pero no embarazadas.

El tiempo medio desde el diagnóstico hasta la concepción fue de 2,4 años, aunque las mujeres con cáncer de mama ER-positivo solían tardar algo más en conseguirlo. De hecho, el 23 por ciento de las pacientes con este subtipo quedó embarazada al menos 5 años tras el diagnóstico, en comparación con el 7 por ciento de pacientes con tumores ER-negativos.

Tras un seguimiento medio de aproximadamente 10 años desde el diagnóstico de cáncer, no hubo diferencias en la supervivencia libre de progresión entre las mujeres que se quedaron embarazadas y las que no lo hicieron, independientemente de los receptores de estrógenos.

Tranquilidad a las superivientes

En palabras de una de las autoras del estudio, la oncóloga Erica L. Mayer, "estos datos dan tranquilidad a las supervivientes a un cáncer que tienen un bebé tras ser diagnosticadas".

El cáncer de mama es el tumor más común en mujeres en edad fértil y el retraso de la maternidad hace que haya más riesgo de sufrir la enfermedad antes de dar por cerrados los planes reproductivos. No obstante, aunque la mitad de las mujeres jóvenes a las que diagnostican un tumor de este tipo dicen querer tener hijos, menos del 10 por ciento se quedan embarazadas tras el tratamiento.