26 de julio de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 14:45
Especialidades > Oncología Médica

Plan piloto de la OMS para aprobar y distribuir biosimilares oncológicos

El objetivo es reducir el impacto económico de los tratamientos habituales y aumentar su accesibilidad

Marie-Paule Kieny, director assistant del Sistema de Salud e Innovación de la OMS.
Plan piloto de la OMS para aprobar y distribuir biosimilares oncológicos
Redacción
Jueves, 04 de mayo de 2017, a las 12:00
Un tratamiento oncológico más accesible. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado el lanzamiento, para 2017, de un plan piloto para promover la aprobación de sus medicamentos biosimilares destinados al tratamiento del cáncer, con el objetivo de abaratar los tratamientos oncológicos y aumentar el acceso en los países en vías de desarrollo.

La OMS solicitará a la industria farmacéutica comenzar el proceso de aprobación de los biosimilares en dos productos estratégicos: rituximab, empleado para el linfoma no Hodgkin y la leucemia linfocítica crónica; y trastuzumab, para el cáncer de mama. “Los productos biológicos de referencia suelen ser muy costosos para muchos países, por lo que consideramos que los biosimilares son una gran oportunidad para expandir el acceso a los tratamientos oncológicos en estas naciones”, ha precisado Marie-Paule Kieny, director assistant del Sistema de Salud e Innovación de la OMS.

Desde la organización recuerdan que los biosimilares han demostrado ser comparables con los productos originales en términos de calidad, seguridad y eficiencia, por lo que se cumple con los estándares de las agencias de las Naciones Unidas. En la misma línea han recordado que, de aprobarse el proyecto piloto, se podrá tender un gran impacto en los países en vías de desarrollo, a lo que agregan que se generará una presión en el mercado que llevará a bajar los precios de los medicamentos para poder competir.

“Los biosimilares podrán cambiar las reglas del juego de los entornos complejos para el acceso a los medicamentos. No obstante, será necesario contar con una regulación que garantice el valor terapéutico y la seguridad del paciente”, ha recalcado Suzanne Hill, directora de Medicamentos Esenciales y Productos de Salud de la OMS. A esto suman la necesidad de que los profesionales sanitarios y los pacientes confíen en el beneficio de los biosimilares y que no representan un riesgo añadido.