La sanidad riojana halla una alteración genética que origina los tumores

El Cibir descubre cómo el incorrecto funcionamiento del complejo integrador favorece el desarrollo del cáncer

María Martín y Juan Cabello, en el centro, junto al resto de miembros de la Unidad y de Eduardo Mirpuri.
La sanidad riojana halla una alteración genética que origina los tumores
lun 25 marzo 2019. 14.10H
El Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (Cibir) ha descubierto cómo el incorrecto funcionamiento de un conjunto de genes conocido como complejo integrador es una de las causas que favorece la proliferación de tumores.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa la consejera de Salud, María Martín, acompañada por el director de Investigación del Cibir, Eduardo Mirpuri, y por el investigador principal de la Unidad de Proliferación y Diferenciación en Cáncer, Juan Cabello.

Según ha detallado la titular de Salud, "el hallazgo del Cibir supone uno de los hitos más relevantes en la historia del centro de investigación y la merecida recompensa a años de arduo trabajo de la Unidad de Proliferación y Diferenciación en Cáncer".

Avanzar en el diagnóstico temprano del cáncer 


La consejera de Salud ha explicado que "el nuevo descubrimiento del Cibir, que ha descrito por primera vez en un modelo animal cómo la alteración en un conjunto de genes desencadena la aparición de tumores, permitirá avanzar en el diagnóstico temprano del cáncer, abrirá la puerta a nuevas terapias y ofrecerá una mayor precisión sobre el pronóstico de la enfermedad".


"El nuevo describirmiento del Cibir abrirá la puerta a nuevas terapias y ofrecerá una mayor precisión sobre el pronóstico de la enfermedad"


El nuevo mecanismo identificado por el Cibir ha sido hallado gracias al estudio del complejo integrador, un conjunto de genes que producen proteínas. A su vez, estas proteínas son las responsables del correcto funcionamiento del organismo.

Precisamente, los investigadores de la Unidad de Proliferación y Diferenciación en Cáncer han identificado cómo la presencia de células cancerígenas está correlacionada con el mal funcionamiento, mutación o alteración en este conjunto de genes.

Para validar su investigación, los científicos comprobaron esta correlación en el modelo animal Caenorhabditis elegans, un nematodo o gusano de 1 milímetro de longitud ampliamente utilizado en investigación por su grado de homología con el ser humano.

Puerta abierta a futuras investigaciones 


Actualmente, la Unidad de Proliferación y Diferenciación del Cibir dirige una tesis doctoral en colaboración con la sección de Digestivo del Hospital San Pedro que tratará de validar la hipótesis mediante el análisis de biopsias de pacientes diagnosticados con la enfermedad y así comprobar que la alteración en este conjunto de genes ha sido la causante del desarrollo del cáncer.

De esta forma, los resultados de la investigación abrirán la puerta a futuras investigaciones en el ámbito clínico con el objetivo de desarrollar moléculas o terapias en este tipo de pacientes para diagnosticar de manera precoz el cáncer y categorizar el estadio de la enfermedad, circunstancia fundamental para la administración del tratamiento más eficaz.

La investigación, dirigida por el Cibir, ha contado con la colaboración del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca y las universidades de Oslo (Noruega) y Braunschweig (Alemania). Los resultados han sido publicados en la revista científica 'Plos Genetics' y pueden ser consultados en este enlace


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.