Redacción Médica
14 de agosto de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:25
Especialidades > Oncología Médica

Fraude en MD Anderson: una científica pasa como ajena su sangre 98 veces

La Oficina de Integridad en la Investigación ha denunciado a la exempleada María Cristina Miron

Fraude en MD Anderson: una científica pasa como ajena su sangre 98 veces
Redacción
Viernes, 18 de mayo de 2018, a las 14:40
Una investigadora del MD Anderson Cancer Center de Houston (Texas, EEUU) hizo pasar su propia sangre como si fueran muestras correspondientes a 98 pacientes en distintas investigaciones sobre genética del cáncer.

La noticia, recogida por El País, explica que María Cristina Miron Elqutub trabajó en el centro entre agosto de 2010 y noviembre de 2012, y su caso acaba de ser denunciado por la Oficina de Integridad de la Investigación, que monitorea la investigación biosanitaria financiada por el Gobierno.

Genética del cáncer

Miron Elqutub incurrió en “mala conducta de investigación”, según la Oficina, falsificando, intencionadamente y con conocimiento de causa, datos que fueron incluidos en dos artículos sobre genética del cáncer publicados en revistas científicas (Cancer y Plos One).


La institución que contrate a Miron como investigadora tendrá que enviar un plan individualizado de supervisión


Los dos estudios habían recibido subvenciones del Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial y los Institutos Nacionales de Salud.

Supervisión de la investigación

La investigadora llegó a un acuerdo con la Oficina por la cual sus investigaciones serán supervisadas por un periodo de tres años y la institución que la contrate debe remitir a la Oficina un plan individualizado de supervisión.

Además, no podrá formar parte de ningún consejo asesor del Sistema de Salud Público norteamericano, y a emitir una corrección o retracción del artículo publicado en Plos One (el aparecido en Cancer ya fue retractado).

El País recoge una información del periódico local Houston Chronicle, según la cual la bióloga trabaja hoy en día como empleada en una escuela de secundaria de la ciudad, y no ha querido hacer declaraciones sobre el asunto.