24 de mayo de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 11:50
Especialidades > Oncología Médica

Descubren que las plaquetas 'esconden' el cáncer del sistema inmune

Investigadores comprueban que los fármacos antiplaquetarios refuerzan la inmunidad frente a algunos tumores

Descubren que las plaquetas 'esconden' el cáncer del sistema inmune
Redacción
Viernes, 12 de mayo de 2017, a las 09:20
Las plaquetas de la sangre ayudan a disfrazar el cáncer frente al sistema inmune mediante la supresión de las células T (las células que combaten el cáncer), según informan científicos de la Universidad Médica de Carolina del Sur (MUSC) en un artículo publicado en Science Immunology. En extensas pruebas preclínicas, una terapia prometedora con células T potenció más eficazmente la inmunidad contra el melanoma cuando se añadieron fármacos antiplaquetarios comunes, como la aspirina.

El equipo del doctor Zihai Li, investigador en el Departamento de Microbiología e Inmunología de MUSC y líder del Programa de Investigación sobre la Inmunología del Cáncer en el Centro de Cáncer Hollings, descubrió que las plaquetas liberan una molécula –TFG beta– que suprime la actividad de las células T. "Con los años, se ha apreciado que las plaquetas están haciendo algo más que sólo la coagulación", afirma Li.

La primera pista de que las células T podrían ser suprimidas por el propio sistema de coagulación del cuerpo surgió cuando los investigadores provocaron melanoma a ratones con plaquetas genéticamente defectuosas incapaces de activar TFG-beta. Los tumores de melanoma crecieron mucho más lentamente y las células T preparadas fueron mucho más activas que en ratones con plaquetas normales.

Los investigadores comprobaron que en ratones modificados genéticamente, la terapia con células T adoptivas –consistente en aislar estas células, prepararlas para que reconozcan su cáncer y volverlas a inyectar al propio paciente para que luchen contra el tumor– tuvo más éxito en el control del melanoma porque las plaquetas defectuosas no fueron capaces de suprimir las células T

En cambio, los ratones con plaquetas normales que recibieron melanoma y luego terapia de células T adoptiva lograron sobrevivir más tiempo y recaer menos cuando se les proporcionó aspirina y clopidogrel, dos fármacos antiplaquetarios.

Este estudio podría informar el tratamiento futuro del melanoma y otros tipos de cáncer, como el de colon, y ofrecer una buena razón para probar fármacos antiplaquetarios en ensayos clínicos de terapia de células T adoptiva. “Podemos probar agentes antiplaquetarios sencillos sin receta para mejorar realmente la inmunidad y marcar una diferencia en cómo tratar a las personas con cáncer" concluye el investigador.