Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 19:20
Especialidades > Neurología

Uno de cada cuatro enfermos de alzhéimer carece de diagnóstico

Sanitas Mayores alerta de la importancia del diagnóstico precoz

David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores.
Uno de cada cuatro enfermos de alzhéimer carece de diagnóstico
Redacción
Martes, 18 de octubre de 2016, a las 11:00
El 25 por ciento de las personas con alzhéimer carece de diagnóstico, según revela el Informe Anual sobre el Alzheimer 2011 realizado por la Alzheimer Disease International (ADI).

En una dolencia en la que la detección temprana permite acceder a una mejor asistencia y apoyo, este dato resulta fundamental. Por esta razón, Sanitas Mayores ha resaltado la importancia de que, ante las primeras señales, se consulte con un especialista que valore la situación, diagnostique al paciente y, en cada caso, aplique el  tratamiento adecuado a cada persona.

“El alzhéimer es una enfermedad degenerativa y no existe un tratamiento curativo para ella, aunque sí se puede lograr reducir su progresión y mejorar alguno de sus síntomas. Cuanto antes nos demos cuenta, antes podremos actuar”, ha advertido David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores.

“La pérdida de memoria es el síntoma más característico, pero  también otros como los cambios conductuales y emocionales, la pérdida de vocabulario o la incapacidad para realizar movimientos finos pueden indicar que una personas padece alzhéimer”, ha precisado Curto.

“Además de ralentizar los efectos y el deterioro cognitivo, la terapia de reminiscencia o el trabajo con los recuerdos facilita las relaciones interpersonales y la comunicación, a la vez que  aumenta la sensación de bienestar y la autoestima de los usuarios”, ha explicado Curto.

En concreto, Sanitas Mayores ha desarrollado tres módulos de terapias diferenciados en tres niveles cognitivos: qué me hace sentir bien, ayúdame a recordar: técnicas para activar la memoria en pacientes con demencia moderada, y, por último, el mejor recuerdo de mi vida: recordar y situar los acontecimientos biográficos más importantes del pasado.

Recursos como fotografías, música, artículos de periódico, objetos domésticos o  conversaciones informales contribuyen al objetivo de reforzar y conservar la identidad mediante la reactivación del pasado y el estímulo de sensaciones placenteras.

Junto con la realización de estas actividades terapéuticas, Sanitas Mayores ha celebrado un encuentro familiar en cada residencia donde se han compartido los mejores momentos y recuerdos contados por los mayores.

También han podido compartir todo ello en las redes sociales con el hashtag #RecordandoJuntos. Además, se han expuesto en los centros todos los materiales elaborados por los residentes en los talleres.

¿Cuáles son las señales que deben alertar?

Según la Alzheimer’s Association, éstas son las principales señales de advertencia del alzhéimer y otros tipos de demencia: falta de memoria en las cosas cotidianas; pérdida de la conciencia temporal; dificultad para resolver problemas prácticos habituales; alteraciones en la visión; dificultades en el habla; problemas para encontrar cosas y para tomar decisiones; cambios de humor y descuidos en el aseo personal.

La iniciativa Recordando Juntos de Sanitas Mayores ha puesto el acento en uno de los síntomas más característicos de la enfermedad: la pérdida de memoria. Con motivo del mes del alzhéimer, más de 5.000 residentes han participado en distintas actividades en sus 39 centros para la estimulación de recuerdos y sensaciones positivas que contribuyen al bienestar y calidad de vida de las personas afectadas y sus familiares.