Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Especialidades > Neurología

Un mecanismo asociado al cáncer de mama potencia la metástasis cerebral

Las proteínas Piezo permiten el paso selectivo de iones a través de las membranas celulares

La metástasis es la principal causa de muerte en mujeres con cáncer de mama.
Un mecanismo asociado al cáncer de mama potencia la metástasis cerebral
Redacción
Martes, 06 de febrero de 2018, a las 12:50
Un grupo de investigadores del Laboratorio de Fisiología Molecular del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) ha descubierto un elemento que es el que permite al cáncer entrar en el cerebro y desarrollar metástasis.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Scienses, demuestra que un nivel bajo de la proteína transmembrana Piezo permite el paso selectivo de iones específicos a través de las membranas celulares. Esto dificulta la secreción de serpinas y la invasión y proliferación de células metastásicas, mientras que un nivel alto lo favorece.

“Nuestro objetivo inicial era averiguar de qué depende que las células del cáncer de mama que producen metástasis en el cerebro liberen las serpinas, porque éstas anulan las defensas del cerebro”, ha asegurado Carlos Pardo-Pastor, investigador de Fisiología Molecular de la UPF.

“Durante el recorrido de una célula metastásica, esta debe adaptarse a numerosos cambios en las propiedades físicas y mecánicas de su entorno. Por lo tanto, postulamos que los canales iónicos que detectan cambios mecánicos y osmóticos en las células pueden ser relevantes para la metástasis”, ha afirmado Miguel Ángel Valverve, otro de los investigadores del estudio.

El estudio analizó la presencia de los canales iónicos, en el cáncer de mama, que pudieran servir para explorar el entorno físico de las células y determinó que en este tipo de cáncer tienen unos niveles más elevadores del canal Piezo2.

Los canales Piezo permiten el flujo de calcio cuando la célula detecta cambios en la rigidez del entorno o cuando la misma atraviesa espacios demasiado estrechos. La presencia del calcio desencadena una serie de mensajes que pueden ir desde la organización de la estructura esquelética celular hasta la generación de invadosomas.

El descubrimiento de estos canales puede convertiros en el objetivo clave para desarrollar un buen número de fármacos que podrían llegar a disminuir el riesgo de metástasis, la principal causa de muerte en las mujeres que desarrollan cáncer de mama.