Un 'interruptor' de la consciencia para despertar a personas del coma

Una investigación en monos describe un área cerebral que funciona como motor de la actividad consciente

La estimulación debe realizarse a una frecuencia específica.
Un 'interruptor' de la consciencia para despertar a personas del coma
lun 17 febrero 2020. 12.25H
Un estudio ha identificado un área del cerebro estrechamente vinculada al estado de vigilia y de consciencia, por lo que podría ser la clave para despertar a personas en coma. El estudio, publicado en la revista Neuron, ha descubierto que la aplicación de una corriente eléctrica suministrada a una frecuencia específica a un punto concreto en el cerebro de los monos es capaz de sacarlos incluso de un estado de anestesia profunda.

Así, el artículo ha descrito un circuito de actividad cerebral clave para la conciencia y sugiriendo posibles tratamientos para el debilitamiento del cerebro. Apenas unos segundos después de la aplicación de una baja corriente eléctrica, los monos se despertaban pese a haber recibido anestésicos como propofol e isoflurano.

"Mientras esté estimulando su cerebro, su comportamiento -apertura completa de los ojos, alcanzar objetos cercanos, cambios de signos vitales, movimientos corporales y movimientos faciales- y su actividad cerebral es la de un estado de vigilia", señala Yuri Saalmann, profesor de psicología y neurociencia de la UW-Madison y uno de los autores del artículo. "Luego, a los pocos segundos de apagar la estimulación, sus ojos se volvieron a cerrar. El animal volvió a estar inconsciente", detalla.


Los resultados han aislado un ciclo particular de actividad en el cerebro que funciona como un 'interruptor' de la consciencia


Además, en el estudio en ratones, estos se han despertado de la anestesia ligera antes con un método relacionado, y los humanos con trastornos graves han mejorado a través de la estimulación eléctrica aplicada profundamente en sus cerebros. Pero el nuevo estudio es el primero en sacar y sacar a los primates de un estado inconsciente profundo, y los resultados han aislado un ciclo particular de actividad en el cerebro que es crucial para la conciencia.

El laboratorio de Saalmann centró su atención en un punto profundo en el núcleo del cerebro llamado tálamo lateral central. Las lesiones en esa área del cerebro humano están relacionadas con la interrupción severa de la conciencia como el coma. Pero la ubicación por sí sola no fue suficiente para manipular la conciencia.


Interruptor de la consciencia


Estimular con precisión múltiples sitios simultáneamente a una distancia de tan solo 200 millonésimas de metro y aplicar ráfagas de electricidad 50 veces por segundo demostró funcionar como un interruptor para que el cerebro entre y salga de la anestesia. "Un milímetro fuera de posición, y se reduce drásticamente el efecto", señala Michelle Redinbaugh, primera autora del estudio.

Tal fijación precisa sobre la actividad en el tálamo lateral central podría combinarse con grabaciones de actividad en los pliegues externos del cerebro, llamada corteza, que también se consideran clave para la consciencia. Al observar la señalización mientras los monos del Centro Nacional de Investigación de Primates de Wisconsin se movían de estados inconscientes a estados conscientes, los investigadores vieron las partes estimulantes del tálamo lateral central de la corteza. A su vez, la corteza influyó en el tálamo lateral central para mantenerlo activo.

Diseñar y administrar la estimulación eléctrica con tanta precisión ha proporcionado a los investigadores la esperanza de que su enfoque pueda usarse para ayudar a los pacientes a tratar muchos tipos de actividad cerebral anormal.

"Este tipo de intervención realmente podría mejorarse mediante un enfoque personalizado", explica Redinbaugh. "Imitar específicamente la actividad de este núcleo podría ser una forma mucho más efectiva de ayudar a los pacientes en coma o a las personas que tienen negligencia espacial. Creemos que esto podría afectar ampliamente los trastornos de la conciencia", concluye.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.