La SEN busca fomentar la empatía y la comunicación con el paciente, haciéndolo partícipe en las tomas de decisión

Neurología actualiza la guía de cuidados al final de la vida tras un ictus
El ictus es la segunda causa de muerte en todo el mundo.


04 jul 2022. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
El ictus es la segunda causa de muerte en todo el mundo y la primera causa de discapacidad, y la Sociedad Española de Neurología (SEN) publica una guía para hacerle frente de la mejor manera posible. La publicación, titulada “Manual de Cuidados Paliativos en el Paciente con Ictus”, aborda por primera vez las recomendaciones en el ámbito de los cuidados paliativos en el ictus agudo, con el objetivo de realizar una estimación y comunicación del pronóstico, establecer las metas de cuidado, detectar y manejar los síntomas invalidantes, los cuidados al final de la vida y la mejorar de la calidad e investigación.

Dentro de estos cuidados paliativos anunciados en la guía contrael ictus, se recomienda al especialista incorporar a su rutina de trabajo los principios y prácticas recomendadas por las guías internacionales al respecto. A partir de aquí, la guía recomienda promover y practicar la atención centrada en el paciente y la familia, estimar eficazmente el pronóstico, establecer los objetivos de cuidado, evaluar y manejar eficazmente los síntomas del ictus, estar familiarizado con la adecuación del esfuerzo terapéutico y poseer experiencia en los cuidados al final de la vida.

A la hora de realizar un buen pronóstico contra el ictus, el documento afirma que es fundamental conocer en profundidad la fisiopatología e historia natural del tipo de ictus concreto que afecta al paciente, incorporando las características propias de cada caso y tratando de obtener la mayor cantidad de información objetiva sobre la evolución que nos pueden ofrecer los más recientes avances a este respecto. Así pues, se deberá tener en cuenta las características del ictus isquémico, hemorrágico y HSA.

La empatía y las técnicas de comunicación resultan decisivas a la hora de establecer los objetivos de cuidado consensuados con el paciente y sus familiares, que deben estar incluidos en todo el proceso a la hora de tomar decisiones. En la guía también aparece un apartado sobre la eutanasia, y es misión del especialista facilitar al paciente por escrito toda la información sobre su proceso participando activamente en la deliberación, dejando constancia por escrito que así ha sido, sopesando las diferentes alternativas y posibilidades de actuación. En este aspecto, desde la SEN se defiende que el neurólogo responsable de la asistencia del paciente no sea el responsable de las evaluaciones relacionadas con la idoneidad del procedimiento eutanásico, es decir, desvincular la asistencia médica del proceso eutanásico.

Tratamientos a pacientes con ictus en el final de la vida


Por lo que respecta a los tratamientos en el final de la vida, la publicación recomienda el uso de “Vías de atención integradas”, método para implementar y monitorizar las mejores prácticas e incorporar pautas y protocolos aceptados en los entornos de atención médica. Dentro de estas vías se encuentra la adecuación del soporte vital (se plantea la retirada gradual en algunos fármacos), el tratamiento de síntomas terminales graves (el especialista debe anticiparse para preparar, abordar y discutir problemas como la ingesta oral, disnea, infecciones febriles, etc) y la muerte encefálica y donación de órganos.

Como conclusión, el documento realizado por la SEN afirma que la asistencia en cuidados paliativos intenta prevenir o aliviar el sufrimiento del paciente y familiares en todas sus facetas con un objetivo centrado en el paciente. Debido a ello, se busca por parte de la sociedad ofrecer la mejor atención posible en cada caso aliviando los síntomas y mejorando la calidad de vida tanto al final de la vida.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.