19 de octubre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 19:30
Especialidades > Neurología

Los pacientes con alzhéimer recuerdan emociones con Google Street View

BikeAround permite pedalear a los pacientes mientras ven proyecciones de lugares que han sido claves en su vida

El paciente reconoce los lugares gracias al uso de las imágenes.
Los pacientes con alzhéimer recuerdan emociones con Google Street View
Redacción
Jueves, 21 de septiembre de 2017, a las 12:10
Investigadores del Centro de Tecnología Sanitaria de Halland (Suecia) han creado el sistema 'BikeAround', partir de imágenes de Google Street View, que permite a los pacientes pedalear en una bicicleta estática mientras ven proyecciones de lugares que han sido claves en su vida, recordando así momentos y sensaciones vividas.

La iniciativa busca la combinación de estimulación mental y física, mostrando alrededor del enfermo lugares que reconoce gracias al uso de fotografías de sitios que conocen, haciéndole pasear entre las imágenes. Según los científicos, esta mezcla genera dopamina en el cerebro y tiene una capacidad potencial para influir en la gestión de la memoria de una forma muy profunda.

Aunque Google ha dado a conocer el proyecto con motivo del Día Mundial del Alzheimer, el desarrollo del sistema, propiedad de la compañía de cuidados sanitarios Camanio Care, comenzó en el año 2010.

Tal y como explica la creadora Anne-Christine Hertzen en el blog de Google España, "estábamos realizando investigaciones sobre la demencia y nos dimos cuenta de que las personas que padecían esta enfermedad tenían un acceso diferente a la actividad física, dependiendo del municipio donde residían. Y como hacer ejercicio es altamente recomendable para las personas con esta condición, pensamos que este proyecto sería muy beneficioso para su salud mental y física. Para ello, deseamos encontrar un mecanismo para motivar a las personas de edad avanzada a realizar más ejercicio físico de forma más segura".

Poner en contacto a las personas

Bike Around ha sido probado por Lars Jonsson, de 75 años y con la enfermedad Alzheimer, y a su esposa Ingrid. Según la creadora, "ella nos sugirió que lleváramos a Lars de paseo por la ciudad y a la iglesia donde contrajeron matrimonio. El rostro de Lars se llenó de felicidad cuando apareció la iglesia frente a él. La expresión de la esposa cuando vio que su marido aún podía recordar ese lugar fue conmovedora".

Esta experiencia, junto con la de otros muchos pacientes, demuestra que no solo es un producto para mejorar la salud, sino que también permite crear emociones y poner en contacto a las personas. De hecho, según los investigadores, los enfermos encuentran a menudo que la iniciativa es "tan fascinante y tan reconfortante" que no quieren bajarse del sillín.