15 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Especialidades > Neurología

El tratamiento de la epilepsia con derivados del cannabis, real en 5 años

Se comercializan en los próximos cinco años

El uso terapéutico de los derivados del cannabis se extiende al campo de la Neurología.
El tratamiento de la epilepsia con derivados del cannabis, real en 5 años
Redacción
Lunes, 06 de febrero de 2017, a las 12:10
La Unidad de Epilepsia del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona ha liderado dos ensayos clínicos con nuevos medicamentos derivados del cannabis para tratar a niños y adultos con epilepsia resistente a fármacos, a priori listos en los próximos cinco años.

Manuel Toledo, adjunto de la Unidad de Epilepsia e investigador del Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR), ha explicado que uno de los ensayos se encuentra en fase III (se evalúa la eficacia y seguridad del tratamiento con una muestra amplia de pacientes); de ahí que el medicamento, dirigido a niños, se espere en el mercado dentro de uno o dos años.

El otro ensayo clínico está en fase II (proporciona información preliminar sobre la eficacia y la relación dosis-respuesta del fármaco) y se prevé que tarde más, entre cuatro y cinco años, en comercializarse, en este caos destinado a enfermos adultos, según ha precisado.

Toledo ha indicado que los medicamentos que se están probando en estos ensayos se han elaborado con determinados componentes del cannabis que cultiva una compañía farmacéutica en Reino Unido de forma específica con ese fin.

Esta empresa realiza la medicación con los cannabinoides (o derivados del cannabis) de forma muy controlada, incluso utilizando pesticidas que no son los habituales para evitar su posible toxicidad.

Alternativa terapéutica para mejorar la evolución

“Si conseguimos buenos resultados, estos medicamentos serán una alternativa terapéutica interesante y una evolución a mejor” para los enfermos de epilepsia, ha considerado Manuel Toledo.

El investigador ha recordado que, hace cien años, sólo existía un medicamento para controlar las crisis epilépticas, mientras que ahora existen unos 20 que se ampliarán con los derivados del cannabis de forma previsible.

Estas pruebas con este tipo de medicación no son las únicas que desarrolla la Unidad de Epilepsia de Vall d'Hebron, que ha participado en los últimos años en los principales ensayos clínicos con medicamentos para el tratamiento de la epilepsia y lidera a nivel internacional el reclutamiento de pacientes.