Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Especialidades > Neurología

La SEN atribuye al "poco interés" del médico el exceso de pruebas de imagen

No entra a valorar un informe de la OCU al respecto sobre cefaleas, pero tampoco lo desmiente

La coordinadora del Grupo de Estudios de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Patricia Pozo.
La SEN atribuye al "poco interés" del médico el exceso de pruebas de imagen
Viernes, 09 de diciembre de 2016, a las 13:30
El exceso de pruebas complementarias, en especial las de imagen, para descartar la presencia de una enfermedad grave antes síntomas de cefalea o migraña no responde a una práctica rara entre los neurólogos, según el informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) del que se hizo eco este periódico pero también a tenor de nuevas declaraciones para Redacción Médica de la SEN.

La coordinadora del Grupo de Estudios de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Patricia Pozo, detecta “falta de interés” en demasiados profesionales de la especialidad por esta patología que, bien llevada, no lleva aparejada la indicación sistemática de pruebas de imagen como la resonancia nuclear magnética (RNM) o la tomografía axial computerizada (TAC) “para aminorar el temor del paciente a padecer un tumor”.

En ese punto, de hecho, reside el quid de la cuestión. Para Pozo, en efecto existe un componente de educación del enfermo que se deja llevar por sus miedos, y, en esa línea, la propia SEN ha creado una web específica para ayudar a sobrellevar la cefalea recurrente.

“El paciente debe entender que su cerebro tiene una disfunción heredada de por vida y que, por lo tanto, ha de aprender a cuidarla”, ha razonado, “más allá de la Medicina paternalista –y de acceso gratuito en nuestro caso– que induce a quedarse más tranquilo si se piden pruebas adicionales innecesarias”.

Una de las premisas del documento de ‘no hacer’

En este sentido, la SEN advierte, entre sus primeras recomendaciones de ‘no hacer’ para los médicos clínicos (documento que coordina la Sociedad Española de Medicina Interna –SEMI– y en las que participan diversas sociedades científicas y el Ministerio de Sanidad), “no repetir estudios de neuroimagen (resonancia magnética y/o TAC) reiteradamente en pacientes con cefalea primaria (migraña y cefalea tensional) sin cambios en el perfil de la misma”.

Sin embargo, el estudio de la OCU descubrió que una cantidad significativa de neurólogos escogidos al azar (16 de 30) prescribió esa clase de pruebas de imagen aun cuando no estaban indicadas desde el punto de vista médico.