Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:15
Especialidades > Neurología

Falso diagnóstico de esclerosis múltiple: factible en EEUU, no en España

Migrañas y neuromielitis óptica simulan la enfermedad

La coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Desmielinizantes de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Ester Moral.
Falso diagnóstico de esclerosis múltiple: factible en EEUU, no en España
Viernes, 16 de diciembre de 2016, a las 09:10
Un diagnóstico erróneo de esclerosis múltiple que lleva a tratar la enfermedad como si en verdad se padeciera durante varios años es algo casi impensable en la sanidad pública española, entre otras cosas porque el seguimiento del paciente desvelaría en seguida la verdadera patología.

En Estados Unidos, en cambio, una sanidad que funciona a base de seguros privados fragmentados da pie, en alguna ocasión, a esa clase de fallos diagnósticos en el caso de la esclerosis múltiple con la consecuente cadena de perjuicios para el paciente, que recibe tratamiento no precisamente inocuo para una dolencia sistémica que no padece.

Así lo constata un estudio reciente publicado en Neurology según el cual existe todo un espectro de patologías que se diagnostican por error como esclerosis múltiple y que tardan años en ser identificadas, caso de la fibromialgia, la migraña, los trastornos psiquiátricos o la neuromielitis óptica, entre otras.

Por sorprendente que parezca, 110 pacientes escogidos para la investigación habían recibido la etiqueta de padecer esclerosis múltiple (una importante enfermedad neurodegenerativa) y luego se comprobó que no era tal, sino una combinación de otras dolencias que daban pie a manifestaciones similares como las mencionadas o, a veces, una serie de síntomas inespecíficos de índole neurológica con anomalías visibles en la resonancia nuclear magnética pero que, pasado el tiempo, no revestían la gravedad categórica de la esclerosis múltiple.  

“Los americanos no funcionan como nosotros”

Preguntada al respecto, la especialista Ester Moral, que trabaja como coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Desmielinizantes de la Sociedad Española de Neurología (SEN) desde hace cinco años, se muestra a priori sorprendida por los resultados del estudio pero en seguida hace una lectura crítica de sus conclusiones.

“Los americanos funcionan de manera distinta”, ya que un sistema sanitario de libre acceso a los especialistas neurólogos y al seguimiento del curso evolutivo de la esclerosis múltiple, como es el caso de España, no son compatibles con un error diagnóstico de tal calibre mantenido tanto tiempo.

“Conforme a los nuevos criterios, que obedecen a protocolos estandarizados muy rigurosos, el 90 por ciento de los casos de esclerosis múltiple son diagnosticados en nuestro país tras el primer episodio clínico de la enfermedad”, ha aseverado la especialista.

En todo caso –ha insistido–, en la sanidad española se describe cierto retraso en el diagnóstico de la esclerosis múltiple porque el paciente es atendido antes por otros especialistas por sospecha de patología traumatológica o incluso oftalmológica, por poner dos ejemplos comunes.

Es decir, se investiga o se trata una hernia discal o una alteración de la visión sin conocerse, todavía, el problema de fondo del enfermo, que saldrá a flote a partir de un diagnóstico diferencial vigilado a lo largo del tiempo.

Día Nacional de la enfermedad en España: 18 de diciembre

La SEN ha difundido los últimos datos de prevalencia sobre la esclerosis múltiple con motivo de la celebración, el domingo 18 de diciembre, del Día Nacional de la enfermedad. En España, afecta a 47.000 personas; en Europa, a 700.000, y a 2,5 millones de personas en todo el mundo.

Cada año se diagnostican 1.800 nuevos casos en España. De éstos, un 70 por ciento se corresponden con personas de edades comprendidas entre los 20 y los 40 años. Un dato que revela que se trata de una de las enfermedades neurológicas más comunes entre los jóvenes, aunque existen formas precoces y también tardías de la patología.

Además, en las últimas dos décadas, el número de pacientes con esclerosis múltiple se ha duplicado. En los últimos años se ha demostrado que la incidencia y la prevalencia de la enfermedad han aumentado, y no solo debido a que los medios diagnósticos sean mejores y se diagnostique antes la enfermedad, sino que parece haber factores ambientales que favorecen su aparición como el tabaquismo, el déficit de vitamina D, las radiaciones ultravioletas, el cambio de dieta u otros factores todavía desconocidos.

El diagnóstico precoz condiciona la respuesta al tratamiento

“El control de la fase inflamatoria de la enfermedad es cada vez más eficaz y, por lo tanto, resulta muy importante tratar al paciente desde el inicio de la enfermedad, ya que esto se asocia a una mejor evolución a largo plazo y menos discapacidad”, ha recalcado Moral.

“En todo caso, los tratamientos disponibles poseen distintos grados de eficacia, mecanismos de acción, efectos secundarios y modos y frecuencias de administración. Por tanto, resulta de sumo interés tanto realizar un diagnóstico temprano como hacer un seguimiento adecuado de la evolución de la enfermedad en cada paciente para dar con una terapia personalizada”, ha añadido.