28 de julio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 20:10
Especialidades > Neurología

El recuerdo a largo plazo 'madura' durante dos semanas en el cerebro

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts descubren el mecanismo integral por el que se forma la memoria

Susumu Tonegawa, director de la investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts.
El recuerdo a largo plazo 'madura' durante dos semanas en el cerebro
Redacción
Viernes, 07 de abril de 2017, a las 11:00
Un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha estudiado los circuitos neuronales para la consolidación de la memoria en el cerebro y ha descubierto que los recuerdos se forman de manera simultánea en el hipocampo y en el córtex cerebral, y no por etapas como se pensaba.

Hasta el momento se consideraba que las experiencias de la vida habitual son almacenadas por nuestro cerebro en el hipocampo como recuerdos a corto plazo y, posteriormente, se consolidaban en el córtex para ser almacenados a largo plazo. Este estudio revela ahora que se forman a la vez en ambas zonas, pero que los recuerdos a largo plazo permanecen “silenciosos” durante unas dos semanas antes de alcanzar “un estado maduro”.

“Los resultados de nuestro trabajo muestran el mecanismo del circuito integral por el que se consolida la memoria”, explica Susumu Tonegawa, director de la investigación publicada en la revista Science.

En el estudio con ratones se aplicaron nuevas técnicas para reactivar de manera artificial los recuerdos a través de la optogenética, una técnica que activa o desactiva las células engramáticas –las que contienen recuerdos específicos– mediante la luz.

Los investigadores utilizaron este acercamiento para etiquetar las células de memoria en ratones durante un acontecimiento del condicionamiento del miedo, es decir, una descarga eléctrica suave administrada cuando el ratón está en una cámara particular. Un día después de someter al ratón a una situación de miedo, los investigadores observaron que esos recuerdos se habían almacenado tanto en el hipocampo como en el córtex prefrontal –aunque las células engramas de esa zona estaban en modo silente y no despertaron hasta dos semanas después– además de en la amígdala basolateral, donde se guardan los recuerdos asociados con emociones.

Habrá nuevas investigaciones

El modelo estándar considera que cuando los recuerdos se fijan en el córtex prefrontal estos desaparecen del hipocampo, mientras que otras teorías defienden que algunos retazos de recuerdos episódicos permanecen en el hipocampo.

Este estudio sugiere que las teorías tradicionales sobre la consolidación de recuerdos puede que no sean exactas, aunque son necesarios nuevas investigaciones para determinar si los recuerdos se borran totalmente de las células del hipocampo o queda alguna señal o parte de ellos.