25 de julio de 2017 | Actualizado: Lunes a las 18:10
Especialidades > Neurología

El ictus multiplica los riesgos de una insuficiencia cardiaca

Tener tanto insuficiencia cardiaca como accidentes cerebrovasculares pone a los pacientes en doble de riesgo

El estudio se llevó a cabo en 17 hospital de los Países Bajos.
El ictus multiplica los riesgos de una insuficiencia cardiaca
Redacción
Lunes, 22 de mayo de 2017, a las 11:50
Los pacientes con insuficiencia cardiaca con ictus previo presentan mayores riesgos de depresión, hospitalización y muerte que aquellos sin antecedentes de accidente cerebrovascular, según un informe presentado en 'EuroHeartCare 2017', celebrado este fin de semana en Jonkoping (Suecia).

El objetivo de la investigación, que formaba parte de un análisis secundario del 'Coordinating study evaluating Outcomes of Advising and Counselling in Heart failure' (COACH), era identificar las diferencias en las características psicosociales y de comportamiento y los resultados entre los pacientes con insuficiencia cardiaca con y sin accidente cerebrovascular comórbido.

El estudio incluyó a 1.023 pacientes mayores de 18 años que fueron hospitalizados por insuficiencia cardiaca en 17 centros en Países Bajos. De ellos, 105 sufrieron un accidente cerebrovascular anterior y 918 no. Se recogieron datos sobre factores de riesgo cardiovascular, comorbilidades y gravedad de la enfermedad mediante entrevistas, cuestionarios y evaluación clínica y se siguió sus evoluciones durante tres años.

Después de ajustar la edad, el sexo y factores como la diabetes, los resultados arrojaron que aquellos con insuficiencia cardiaca con accidente cerebrovascular tuvieron una probabilidad de hasta un 56 por ciento mayor de fallecimiento por todas las causas que aquellos con insuficiencia cardiaca sola.

Un trabajo conjunto

En palabras de la responsable del equipo, Chantal Ski, “nuestro estudio demuestra que tener tanto insuficiencia cardiaca como accidentes cerebrovasculares pone a los pacientes en doble de riesgo que si solo tienen una de las enfermedades”. Para solucionarlo, esta profesora asociada de la Universidad de Melbourne (Australia) reconoce que “los pacientes con insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular necesitan un enfoque interdisciplinario e integrado de su cuidado en el hospital y en casa. Los equipos de insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular deben trabajar juntos para racionalizar los medicamentos, reforzar el estilo de vida y los cambios de comportamiento e incluir a los cuidadores y familiares en cualquier intervención".