El consumo de cannabis genera mayor riesgo de accidente cerebrovascular

También encuentran que el trastorno por consumo incrementa la posibilidad de ser hospitalizado por arritmias

Tarang Parekh, investigador de políticas de salud en la Universidad de George Mason en Fairfax, Virginia (Estados Unidos).
El consumo de cannabis genera mayor riesgo de accidente cerebrovascular
lun 11 noviembre 2019. 18.10H
El consumo frecuente de cannabis entre los jóvenes se asocia a un mayor riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares y las personas diagnosticadas con trastornos por consumo de marihuana tenían más probabilidades de ser hospitalizadas por trastornos del ritmo cardíaco (arritmias), según dos nuevos estudios preliminares que se presentarán en las sesiones científicas del 2019 de la American Heart Association, que se realizan del 16 al 18 de noviembre en Filadelfia.

En uno de esos estudios, los investigadores han visto que los jóvenes que consumen cannabis con frecuencia a la vez que fuman cigarrillos tradicionales o cigarrillos electrónicos tenían tres veces más probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular en comparación con los que no consumen ninguno de estos productos.

Ese mismo estudio también reveló que los consumidores de cannabis que no consumían productos de tabaco, pero que afirmaron que consumían cannabis durante más de 10 días al mes, tenían casi 2,5 veces más probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular en comparación con los que no consumen cannabis.

Los consumidores de cannabis también tenían más probabilidades de consumir mucho alcohol y fumar cigarrillos tradicionales y electrónicos, lo que pudo haber influido en su riesgo, aun cuando los investigadores ajustaron dichos factores en su análisis.

Perfil del consumidor 


En el estudio participaron más de 43.000 adultos de 18 a 44 años, de los cuales casi el 14 por ciento afirmó que había consumido cannabis en los últimos 30 días. En comparación con los no consumidores, los usuarios de marihuana a menudo eran más jóvenes, de raza caucásica no hispánica o negra, con menos probabilidades de tener un grado universitario y normalmente estaban físicamente activos.


"Los consumidores jóvenes deben comprender que pueden estar aumentando el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular a una edad temprana"


“Los consumidores jóvenes de cannabis, sobre todo aquellos que consumen tabaco y tienen otros factores de riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares, como hipertensión arterial, deben comprender que pueden estar aumentando el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular a una edad temprana”, ha comentado el autor principal del estudio, Tarang Parekh, investigador de políticas de salud en la Universidad de George Mason en Fairfax, Virginia (Estados Unidos).

“Los médicos deben preguntarles a los pacientes si consumen cannabis y asesorarlos sobre su posible riesgo de padecer un accidente cerebrovascular como parte de las visitas regulares al médico”, ha añadido. 

El estudio fue de observación y no examinó la conexión del mecanismo biológico entre el accidente cerebrovascular y el consumo de cannabis, por lo que identificó una posible relación, en lugar de demostrar la causa y el efecto. Los datos analizados procedían del sistema de vigilancia del factor de riesgo de conducta, una encuesta transversal representativa a nivel nacional recopilada por el centro de prevención y control de enfermedades. 


Trastornos graves del ritmo cardiaco 


Además, otro estudio ha visto que las personas diagnosticadas con trastornos por consumo de cannabis tenían un 50 por ciento más de riesgo de ser hospitalizadas por arritmia en comparación con las personas no consumidoras. El trastorno por consumo de cannabis se caracteriza por el consumo frecuente y compulsivo de marihuana y es similar al alcoholismo.

En este estudio, los hombres jóvenes afroamericanos (de entre 15 y 24 años) con el trastorno presentaban el mayor riesgo de ser hospitalizados por arritmia, aunque el trastorno por consumo de cannabis era más común entre los hombres de raza caucásica de entre 45 y 54 años de edad.


"Los médicos deben preguntar a los pacientes hospitalizados por arrimias sobre el consumo de cannabis"


Aunque algunas arritmias son benignas, otras pueden ser mortales. “Los efectos del consumo de cannabis se observan tras 15 minutos y duran unas tres horas. En dosis más bajas, está relacionado con un latido cardiaco rápido. En dosis más altas, está relacionado con un latido cardiaco demasiado lento”, ha afirmado Rikinkumar S. Patel, médico residente en el Departamento de Psiquiatría del Griffin Memorial Hospital en Norman, Oklahoma (Estados Unidos).

“El riesgo del consumo de cannabis relacionado con las arritmias en los jóvenes es una de las principales preocupaciones, y los médicos deben preguntar a los pacientes hospitalizados por arritmias sobre el consumo de cannabis y otras sustancias, ya que podrían estar provocando sus arritmias”, afirmó Patel.

Los datos de este estudio se obtuvieron del período posterior a la legalización del cannabis en Estados Unidos (2010-2014). Se trata del primer estudio poblacional a gran escala en el que se evalúa la relación entre el trastorno por consumo de cannabis y la hospitalización por arritmias. Aunque no demuestra la causa y el efecto, define una tendencia importante.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.