Neurocirugía arrastra una demora de 193 días para acceder a quirófano, 8 más que hace un año

Dolor y degeneración de columna en la segunda gran lista de espera del SNS


25 nov 2022. 08.00H
SE LEE EN 3 minutos
La Neurocirugía se ha convertido en una de las ramas médicas más golpeadas por las demoras en las listas de espera del Sistema Nacional de Salud (SNS). La última actualización del Ministerio de Sanidad ha cifrado en 193 los días que pasa de media uno de estos pacientes hasta poder entrar en quirófano, lo que representa 8 más que un año antes. Una realidad que afecta especialmente a los enfermos que padecen la patología degenerativa de columna, a pesar de que uno de sus síntomas principales es el dolor.

“Supone tiempos inadmisibles de dolor para los pacientes con  patología de columna que es la que se considera demorable y siendo esta la causa más frecuente de indicación quirúrgica”, ha explicado a Redacción Médica el secretario de la Sociedad Española de Neurocirugía (Senec), José Luis Gil Salú. Los tumores, las hidrocefalias o mielopatías son otras de las enfermedades que también se ven golpeadas por la prolongación de las listas de espera

El último informe de Sanidad ha calculado que hay 15.591 pacientes de Neurocirugía en una espera estructural para acceder a una operación, lo que representa una tasa de 0,34 por cada 1.000 habitantes. El 36,8 por ciento de los endermos de este tipo de patologías tiene que aguardar más de medio año antes de ser intervenido, lo que representa el balance más alto de toda la sanidad española.

Gil Salú ha advertido que para garantizar la seguridad del paciente debería rebajarse el umbral de lista de espera al menos por debajo de los 180 días, aunque ha subrayado que hay “mucha diferencia” entre las comunidades e incluso entre las provincias de una misma autonomía. En algunos territorios la demora puede alcanzar hasta los dos años. A su juicio, un área de atención con un millón de habitantes no debería superar los 200 enfermos en lista.


La pandemia y las listas de espera


El secretario de Senec ha atribuido la demora a una “mala gestión” durante la crisis del Covid-19, especialmente en la tercera oleada de contagios. “Muchas de las cirugías de columna pendientes ha habido que actualizarlas, y a esto se suman los pacientes que durante la pandemia sufrieron en silencio dolor, y al abrirse la posibilidad de acudir a las consultas, lo ha hecho en mayor medida”, ha apostillado.

La lista de espera en Neurocirugía ha crecido a pesar de que la tendencia general en el SNS ha caminado hacia una ligera reducción de 8 días. Se suma a Dermatología, Cirugía Cardíaca, Angiología u Oftalmología como las especialidades que presentan números negativos. Mientras que Cirugía General, Ginecología, ORL, Traumatología, Urología, Maxilofacial, Pediátrica, Plástica o Torácica han invertido la tendencia en el último año.

Para Gil Salú, esta realidad puede estar condicionada por la “solvencia” de los procedimientos quirúrgicos en cada enfermedad. Algunos pacientes como los de la patología degenerativa de columna o los tumorales pueden operarse en dos o más ocasiones durante su trayectoria vital. “Todo esto es un acumulado que, junto a las nuevas indicaciones que siguen entrando, aumentan las listas de espera sin que haya un aumento proporcional de los recursos”, ha lamentado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.