13 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Especialidades / Neurología

“El tratamiento de la esclerosis múltiple ha vivido un cambio radical”

La doctora Ester Moral Torres, ve de manera positiva el futuro en el tratamiento de la esclerosis múltiple

Ester Moral Torres, coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Desmielinizantes.
“El tratamiento de la esclerosis múltiple ha vivido un cambio radical”
mar 30 mayo 2017. 14.40H
Redacción
Los avances que se han producido en los últimos años en relación a la esclerosis múltiple han permitido que los fármacos sean cada vez más efectivos y específicos e, incluso, que intenten frenar la progresión de la enfermedad. La esclerosis múltiple afecta a 47.000 personas en España, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), que alerta de que cada año se diagnostican 1.800 nuevos casos en España, de los cuales un 70 por ciento corresponderían a personas de entre 20 y 40 años. Estos datos se dan a conocer con motivo de que mañana, miércoles 31 de mayo, se celera el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple.

La doctora Ester Moral Torres, coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Desmielinizantes, piensa en un futuro positivo para el tratamiento de esta enfermedad neurodegenerativa y asegura que "en las últimas dos décadas el tratamiento de la esclerosis múltiple ha experimentado un cambio radical, principalmente a partir de la introducción de ciertos fármacos que pueden modificar favorablemente el curso de esta enfermedad y ya existe un gran número de pacientes que llevan conviviendo más de 15 años con la enfermedad sin presentar discapacidad importante".

En este sentido, la investigación sobre la esclerosis múltiple ha avanzado de forma "considerable", lo que ha contribuido a diagnosticar la enfermedad de forma precoz y a la aparición de fármacos más eficaces y con menos efectos secundarios.

El doctor del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Madrid, Pablo Nieto González subraya que "las nuevas armas terapéuticas buscan reducir los brotes y síntomas que puedan tener los pacientes y la acumulación de discapacidad a largo plazo. Además, ya no hablamos solo de tratamientos inyectables de manera subcutánea, sino de tratamientos orales o, incluso, tratamientos que se administran de manera intravenosa una o dos veces al año, y eso también contribuye a mejorar la calidad de vida".

El especialista ha añadido que, además, "el desarrollo de nuevas técnicas de imagen por resonancia magnética y la mejora de los criterios para diagnosticar la enfermedad han contribuido al aumento de casos detectados y, cuanto antes se diagnostique la enfermedad, antes se podrá iniciar un tratamiento y podrá ser más adecuado para cada paciente".

La edad media de comienzo de los síntomas es alrededor de los 28 años y la relación de afectados es aproximadamente 3 mujeres por cada hombre. En un 85% de los casos, lo más frecuente es que la enfermedad se presente en "brotes", es decir, síntomas neurológicos nuevos o empeoramiento brusco de síntomas antes presentes, que duran más de 24 horas. "Estas cifras ya han cambiado y sin duda mejorarán en los próximos años a medida que de cada vez haya más personas que hayan sido tratadas en las fases iniciales de la enfermedad con los nuevos fármacos", concluye la doctora Moral.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.