Otras causas que se barajan ante el aumento de la mortalidad en España es el colapso sanitario y el propio coronavirus

¿Efecto protrombótico de la vacuna covid? Neurología pide analizar muertes
El neurólogo Tomás Segura.


22 nov 2022. 12.40H
SE LEE EN 5 minutos
La tasa de mortalidad en España ha ido incrementándose tras la irrupción de la pandemia por coronavirus, y a lo largo de este 2022 ha habido 33.000 muertes más que en 2021. Encontrar un motivo para identificar las causas de esta realidad es difícil y Tomás Segura, Vocal del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (SEN), relata en Redacción Médica su experiencia personal, poniendo al ictus como centro de atención: “Se atienden en el Hospital de Albacete 1.000 ictus cada año en urgencias y la tasa de pacientes ha aumentado un diez por ciento con respecto al 2021. Se trata de una cifra que cuadra con las muertes que se están dando. No existe un registro nacional de ictus y es difícil conseguirlo, ya que menos de la mitad son atendidos por neurólogos”. A raíz de esta experiencia previa y una vez pasada la etapa más dura de la pandemia, el especialista señala como posibles causas del exceso de mortalidad a nivel general al colapso existente en la sanidad española, al resultado protrombótico de la infección por Covid-19 y que sea un efecto secundario de las vacunas.

Tomás Segura no descarta la posibilidad de que las vacunas inoculadas a la mayoría de la sociedad frente al Covid-19 tengan un efecto protrombótico: “Las vacunas inducen en el cuerpo la generación de proteína S, que se pega al endotelio de las arterias. Se debe analizar si las arterias pueden ser las causantes de este efecto protrombótico. En la experiencia del virus de la gripe se analizó la posibilidad de si la vacunación daba lugar a mayor riesgo de muerte vascular. Se vio que no ocurría hace 15 años, por lo que se tendría que hacer la misma verificación con la vacuna por coronavirus”.


"Se debe analizar si las arterias pueden ser las causantes de este efecto protrombótico"



Otra posibilidad, que para el especialista es la más probable, es que la causa de las muertes sea un efecto protrombótico de la propia infección de coronavirus: “Los pacientes pueden estar falleciendo por muertes rápidas, provocadas en su mayoría por un infarto de miocardio, cerebral o un tromboembolismo pulmonar. A lo largo de la historia cuando una persona pasaba la gripe sus posibilidades de sufrir un evento vascular se multiplican por dos y por tres en los siguientes meses, hasta un año. Si esto era capaz de hacerlo la gripe, que es un virus muy conocido y con su capacidad protrombótica, ¿qué no será capaz de hacer el Covid-19, que es especialmente protrombótico?”.

Ante este segundo escenario, Segura hace un llamamiento para que desde el Ministerio de Sanidad se investigue, para conocer si “la población que ha pasado el coronavirus tiene más riesgo de muerte súbita incluso meses después y aunque se encuentre mejor de salud”.

Colapso sanitario, ¿el origen de las muertes en España?


Finalmente, la posible tercera causa que el neurólogo detalla es que las muertes estén relacionadas con el colapso existente en la sanidad española: “Actualmente hay una lista de espera que no habíamos tenido jamás, influyendo directamente en el retraso de los diagnósticos, que lleva a los pacientes a una peor evolución de la enfermedad. Pese a ello, llama la atención de que las muertes sean tan inmediatas después del inicio del colapso sanitario”.


"Llama la atención de que las muertes sean tan inmediatas después del inicio del colapso sanitario"



En relación con esta tercera posibilidad, Segura hace referencia a un escenario conocido como efecto desgaste: “La pandemia ataca a los más frágiles, por lo que la mortalidad se ha centrado en los mayores de 80 años principalmente. Una vez pasa la epidemia, en los próximos años no debería haber exceso de muertes por enfermedades de desgaste, que son básicamente los cánceres, debido a que los más frágiles ya habrían fallecido. Por otra parte, la mortalidad en cáncer suele ser a cinco años vista y no en meses”. Todos estos argumentos indican a Segura que esta posibilidad sea, ahora mismo, la más remota de todas.

Un proyecto piloto para analizar de qué mueren las personas


Para poder conocer el verdadero motivo del aumento de muertes en España, el neurólogo defiende realizar un estudio piloto concentrado en una ciudad con un solo hospital y con una población controlada: “Durante seis meses y con el apoyo de los médicos del centro y de Atención Primaria se debe analizar de qué está muriendo la gente. Más tarde se puede extrapolar, en ciencia siempre se estudia una muestra”.

La dificultad para identificar las causas del aumento de mortalidad en España es el principal motivo por el cual conocer el origen de estas muertes es toda una Odisea, y Segura afirma que, ni mucho menos, los neurólogos tienen la respuesta: “Los responsables de Salud Pública y los epidemiólogos deben actuar para indagar cuál es la casa de esta situación tan llamativa”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.