26 de mayo de 2018 | Actualizado: Sábado a las 18:30
Especialidades > Neumología

Una herramienta de futuro: la monitorización del oxígeno en casa

El estudio del Dr. Sellarés Torres, neumólogo del Hospital Clínic, ha sido dotado con la beca Esteve Tejin Healthcare

Jacobo Sellarés, principal investigador del estudio.
Una herramienta de futuro: la monitorización del oxígeno en casa
Àlex Lázaro
Jueves, 15 de febrero de 2018, a las 12:10
Monitorizar el oxígeno en el domicilio de los pacientes con una enfermedad intersticial pulmonar difusa es uno de los retos que ahora mismo tiene la Medicina. Jacobo Sellarés Torres, neumólogo del Hospital Universitario Clínic de Barcelona, y su equipo llevan más de un año trabajando en ello gracias a que obtuvieron al beca Esteve Teijin Healthcare. Redacción Médica se ha puesto en contacto con Sellarés para conocer de primera mano en qué consiste el estudio y cuáles son los retos que todavía les quedan por delante.

¿En qué ha consistido el estudio por el que obtuvo la beca Esteve Teijin Healthcare?

Es un estudio que está en marcha y que monitoriza el oxígeno en el domicilio de los pacientes que tienen diagnosticada una enfermedad intersticial pulmonar difusa. Esto se hace con un pulsioxímetro portátil que llevan los pacientes de día y de noche, durante dos días seguidos.

Tras los dos días, los sujetos traen el pulsioxímetro, se descargan aquí los resultados y se procede a su análisis. También deben realizar un diario en el que se recogen las actividades que han hecho durante estos días y, además, se les hace un walking test, un test de la marcha, porque queremos ver cómo se correlacionan los resultados obtenidos con las actividades diarias y el walking test.

"Queremos demostrar que esta técnica es útil y podría mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren esta afección"



¿Cuáles son los resultados y conclusiones del estudio?

El estudio todavía está en marcha y de momento no tenemos los resultados definitivos. Lo que sí podemos decir ya es que la monitorización del oxígeno en casa para estos pacientes es factible y no tiene una gran complejidad para el enfermo, así que puede ser una herramienta de futuro. A pesar de ello, todavía debemos seguir trabajando y analizando los datos para poder dar los resultados definitivos, que todavía podríamos tardar más de un año en tenerlos.

¿Cuál considera que es el aspecto más innovador del estudio?

Es la primera vez que en una enfermedad intersticial se usa esta monitorización. Lo que queremos es demostrar que esta nueva técnica es útil y que podría mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren esta afección.

Además, esta técnica solo había sido probada de noche para ver cómo dormía el paciente, pero nosotros la estamos aplicando durante todo el día en los sujetos que tienen una enfermedad intersticial pulmonar. Esto es gracias a los métodos que utilizamos, que son más portátiles, precisos y permiten un mayor almacenamiento de datos. 

¿Qué ha supuesto la beca Esteve Teijin Healthcare para el desarrollo del proyecto?

Gracias a la beca hemos podido comprar los pulsioxímetros y pagar al personal que está día a día investigando. Ahora mismo tenemos una becaria y somos cinco investigadores. La beca es lo que ha permitido que nos podamos dedicar de lleno en este estudio, es el sustento económico.

¿Qué rol desempeña el Clínico de Barcelona en oxigenoterapia domiciliaria?

Es el centro de referencia de oxigenoterapia en buena parte del área del Eixample izquierdo. Además, a nivel formativo, organiza cursos de formación para toda el área, es un centro piloto en temas de investigación relacionados con la oxigenoterapia.

Ahora mismo hay muchísimos pacientes que necesitan este tipo de tratamiento en casa, sobre todo cuando tienen afecciones avanzadas, como por ejemplo sujetos que padecen una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y en las enfermedades intersticiales pulmonares.

¿Qué retos tiene pendientes la oxigenoterapia domiciliaria en pacientes con neumopatía intersticial?

Fundamentalmente son dos. La primera es mejorar los dispositivos de oxigenoterapia para que se puedan acomodar bien a las necesidades reales de cada paciente, porque esta se utiliza diariamente, sobre todo durmiendo o haciendo esfuerzos.

La segunda es que de momento no tenemos clara la indicación para pacientes con enfermedad respiratoria intersticial difusa. En pacientes con insuficiencia respiratoria en reposo, no habría duda. El problema es en pacientes que presentan insuficiencia respiratoria al esfuerzo, ya que no queda claro en qué grado o momento se ha de iniciar.