Un tercio de los pacientes con asma toma altas dosis de esteroides orales

Lo refleja un estudio realizado en los Países Bajos y presentado en la European Respiratory Society

La mayoría de estos pacientes podrían evitar tomar esteroides si mejorasen su adhesión al resto de medicamentos.
Un tercio de los pacientes con asma toma altas dosis de esteroides orales
mié 02 octubre 2019. 01.00H
Un tercio de los pacientes con asma grave está tomando dosis perjudiciales de esteroides orales, según un estudio realizado con varios miles de personas en los Países Bajos y presentado este miécoles en el congreso internacional de la European Respiratory Society.

Según explica Katrien Eger, neumóloga en formación en el Centro Médico Universitario de Ámsterdam, la mayoría de estos pacientes podrían evitar tomar esteroides orales si mejorasen su adhesión al resto de medicamentos para el asma y la técnica de uso del inhalador. Sigue habiendo un porcentaje que podría ser apto para el tratamiento con nuevos medicamentos biológicos para el asma y, sin embargo, solo lo está recibiendo la mitad de ellos.

Corren el riesgo de efectos adversos graves como diabetes, osteoporosis e insuficiencia suprarrenal



"Los pacientes con asma que toman altas dosis de esteroides orales corren el riesgo de sufrir efectos adversos graves como diabetes, osteoporosis e insuficiencia suprarrenal, en la cual las glándulas suprarrenales no producen la cantidad adecuada de hormonas esteroideas", ha dicho Eger en el congreso. "Todas las prescripciones de esteroides orales deberían alertar a los médicos para que evalúen la adhesión a los tratamientos inhalados y las técnicas de inhalación de estos pacientes. Además, ahora que cada vez hay más medicamentos biológicos para el asma que evitan la necesidad de esteroides orales, los médicos deberían iniciar el tratamiento biológico con los pacientes adecuados para reducir la exposición a esteroides orales perjudiciales".


La investigación 


Eger y sus colegas analizaron información de una base de datos farmacéutica de 500.500 habitantes neerlandeses para localizar pacientes que estuvieran usando altas dosis de corticoesteroides inhalados (500 microgramos o más al día) y agonistas beta de acción prolongada, que además tuvieran asma grave según la Global Initiative for Asthma (GINA). Esta base de datos también contenía información sobre el uso de esteroides orales (cortisona).

Los investigadores enviaron cuestionarios a 5.002 de estos pacientes y, después, analizaron los 2.312 cuestionarios que se respondieron. La información de la base de datos farmacéutica les permitió recabar información sobre el uso de esteroides orales y la adhesión a la medicación. Los farmacéuticos evaluaron la técnica de uso de los inhaladores en una muestra de pacientes.

El cuestionario tenía preguntas sobre los antecedentes médicos, incluida cualquier otra enfermedad, sobre el diagnóstico y el control del asma y sobre el hábito de fumar. Si las prescripciones se completaban el 80 por ciento o más de las veces, se consideraba que los pacientes se adherían a su medicación.

"Observamos que el 29 por ciento de los pacientes con asma que estaban usando altas dosis de esteroides inhalados también estaban tomando dosis perjudicialmente altas de esteroides orales de 420 miligramos al año o más", afirma Eger. De estos pacientes, el 78 por ciento tenía una baja adhesión a la medicación inhalada o una técnica de inhalación incorrecta. Por tanto, en estos pacientes habría que abordar estos problemas en primer lugar, antes de plantearse el tratamiento biológico. El 22  por ciento restante son candidatos para medicamentos biológicos.

Se analizó a 500.500 habitantes neerlandeses para localizar pacientes que estuvieran usando altas dosis de corticoesteroides inhalados y agoistas beta



"Si extrapolamos nuestros resultados de la base de datos a la población general neerlandesa, significaría que hay unos 6.000 pacientes con asma grave que son candidatos para el tratamiento biológico: un 1,5 por ciento de la población total de pacientes con asma. Pero lo cierto es que lo están recibiendo menos de la mitad (el 46 por ciento). Esto indica que es posible reducir sustancialmente el abuso de esteroides orales", añade la especialista.


Consultas al médico


Eger declara también que su estudio no explicó por qué tantos pacientes estaban abusando de los esteroides orales y tan pocos estaban recibiendo tratamiento biológico, pero el motivo podría ser que los pacientes no consultan a su médico y que, si lo hacen, el médico no los evalúa rigurosamente o no los considera candidatos para el tratamiento biológico. Según Eger, a pesar de que los tratamientos biológicos (como omalizumab, mepolizumab, reslizumab, benralizumab y dupilumab) son caros, sería positivo desde el punto de vista económico identificar y tratar a los pacientes que pudieran beneficiarse de ellos.

"Si reducen su exposición a esteroides orales perjudiciales y, por tanto, los efectos adversos, esta disminución podría conllevar una reducción en el coste de la atención sanitaria. Otro factor importante es que, de esta forma, los pacientes pueden hacer más ejercicio y tener menos exacerbaciones, lo que les haría estar menos días de baja por enfermedad", apunta. Es probable que la proporción de pacientes con asma que no se adhieren a la medicación inhalada o que tienen una técnica de inhalación deficiente sea similar en otros países; sin embargo, el acceso a tratamiento biológico puede variar entre ellos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.