Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Neumología

Neumología advierte de que las cachimbas son tan nocivas como los cigarros

Separ asegura que este método, cada vez más usado por adolescentes, puede causar cáncer, EPOC e infecciones

Jaime Signes-Costa.
Neumología advierte de que las cachimbas son tan nocivas como los cigarros
Redacción
Lunes, 09 de abril de 2018, a las 12:40
Fumar en cachimbas, también conocidas como pipas de agua, es tan nocivo como fumar cigarrillos. Así lo afirma Jaime Signes-Costa, neumólogo del Hospital Clínico de Valencia y miembro de la Sociedad Española de Cirugía Torácica y Neumología (Separ). "Son un riesgo para la salud de fumadores activos y pasivos y, en ningún caso, pueden considerarse una alternativa segura al tabaco, puesto que una sesión típica con estos 'aparatos' de fumar equivale a inhalar 200 veces el humo de un cigarrillo". "Además, -prosigue- el humo de estas pipas presenta niveles altos de CO, metales pesados y sustancias cancerígenas. Por lo tanto, son un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer o de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)".

"También se ha visto que otras fuentes de calor, como la madera o el carbón, contienen sus propios tóxicos; compartir su boquilla entraña riesgo de infecciones; y no están provistas de ningún sistema que las haga más seguras", ha añadido Signes-Costa durante última Reunión de Invierno Conjunta de las Áreas, organizada por Separ, que trató temas relacionados con el tabaquismo.


El uso de estos dispositivos se está extendiendo en países occidentales


Por esta razón, explica, “las pipas de agua deben estar sujetas a una regulación similar a otros productos del tabaco y, en este sentido, se deben incluir avisos sobre la salud, erradicar los mensajes de 'cero' alquitrán y otros relacionados con 'natural' o 'ecológico”, establecer programas de prevención y estrategias de cesación, prohibición de usarlas en lugares públicos y hacer más educación para sanitarios”. De hecho, una revisión de The Cochrane Database of Systematic Reviews, comentada por el miembro del Separ, señala que existen algunos trabajos que demuestran la necesidad de establecer estrategias de deshabituación tabáquica en usuarios de pipas de agua, por la dependencia nicotínica, e insta a desarrollar estudios en este sentido.

Las pipas de agua o cachimbas, de origen indo-persa, son un método tradicional para fumar tabaco y están ligadas a las culturas orientales y del este del Mediterráneo. Para fumar en ellas, se utiliza un tabaco especial que puede aderezarse con aditivos de manzana, miel, menta, cereza o capuchino, que endulzan o dan sabor.

Tendencia al alza en adolescentes

En los últimos años, su uso se está expandiendo también en los países occidentales. Según la misma revisión de The Cochrane Database of Systematic Reviews, datos epidemiológicos recientes muestran que fumar en pipa de agua se ha convertido en el método de uso de tabaco más prevalente entre los adolescentes del este del Mediterráneo y el segundo en los Estados Unidos.

Estas pipas se usan socialmente y, tal y como recuerdan desde la Sociedad, a menudo se comparten entre amigos o familiares en el hogar, o en bares y cafés que las ofrecen a sus clientes. Debido a que el humo pasa a través de un depósito de agua, se percibe como menos dañino que otros métodos de consumo de tabaco.

En el último Eurobarómetro sobre actitudes de los europeos frente al tabaco y los cigarrillos electrónicos, de 2017, al menos uno de cada 3 europeos de entre 15 y 24 años (el 28 por ciento) afirma haber probado fumar en pipa de agua alguna vez; y, en general, el 13 por ciento se declara fumador en pipas de agua, mientras que, en España, hay un 2 por ciento de estos fumadores. Los autores del trabajo señalan también que, estas pipas de agua deberían incluirse en los sistemas de vigilancia y de intervención frente al tabaquismo.

Adicción y efectos nocivos en la salud

El uso de las pipas de agua no es inocuo ni menos nocivo que fumar cigarrillos convencionales. En los últimos años han proliferado diversos estudios y revisiones de la evidencia médica más actual disponible en importantes revistas científicas que así lo demuestran. Una revisión de la evidencia médica actual al respecto, publicada en Nicotine & Tobacco Research, a partir de datos de 117 adultos de Líbano, Jordania, Kuwait e India, ha concluido que el uso cotidiano de pipas de agua produce la absorción de nicotina en una magnitud similar a la del uso diario de cigarrillos.


Uno de cada 3 europeos de entre 15 y 24 años ha probado fumar en pipa 


Otra revisión publicada en Chest, utilizando la metodología de la Colaboración Cochrane, y en la que se compararon los efectos en la función pulmonar en fumadores de pipas de agua con no fumadores y fumadores de cigarrillos, ha revelado que fumar en pipas de agua afecta a esta función (evaluada mediante espirometrías) respecto a los no fumadores, sin que hayan diferencias estadísticamente significativas respecto a los resultados observados en fumadores de cigarrillos. El estudio concluye que son tan nocivas como fumar en tabaco y que puede ser otra causa del desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). 

Además, asegura la Separ, fumar en pipas de agua también es un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer, puesto que llevan sustancias carcinógenas. De hecho, un estudio publicado en PLoSONE, ha concluido que las pipas de agua son un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer gástrico en hombres vietnamitas.