19 mar 2019 | Actualizado: 19:00

La supervivencia en cáncer de pulmón en estadios I y II es mayor en mujeres

El tipo histológico más frecuente es el adenocarcinoma en el 52% de los casos

Alberto Ruano,del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Santiago de Compostela y miembro de Separ. Fuente: Ciber.
La supervivencia en cáncer de pulmón en estadios I y II es mayor en mujeres
lun 04 febrero 2019. 13.55H
Más de la mitad de los pacientes diagnosticados de cáncer de pulmón en estadios tempranos no sobreviven a los cinco años del diagnóstico. Los casos de este cáncer pulmonar son más frecuentes en hombres, de edad avanzada y mayoritariamente del tipo adenocarcinoma, pero las mujeres, los afectados de menos de 70 años y los casos que se pueden operar tienen una mediana de supervivencia más alta y, aun así, la mediana de supervivencia en este cáncer no supera los cinco años, según un estudio hecho en el área sanitaria de A Coruña (Galicia) y publicado en Archivos de Bronconeumología, la revista científica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y firmado por Olaia Pérez Martínez, Iria Vidal García, Carmen Montero Martínez, Mariano Provencio y Alberto Ruano Ravina.

El cáncer de pulmón y bronquios es la principal causa de muerte por tumores en España. En el año 2017 se registraron 22.089 defunciones en total: 17.241 en hombres (un dos por ciento menos que en el año anterior) y 4.848 en mujeres que representan un 6,4 por ciento más que en 2016. El cáncer de pulmón y bronquios se sitúa por primera vez como el segundo con mayor mortalidad en mujeres tras el cáncer de mama y sigue siendo el más frecuente en hombres.

Según datos americanos, en torno al 57 por ciento de los casos de cáncer pulmonar se diagnostican cuando ya hay metástasis y un 22 por ciento cuando ya hay diseminación a ganglios linfáticos regionales, mientras que solo el 16 por ciento son diagnósticos de tumores confinados en el lugar primario.

En cambio, en el área sanitaria de A Coruña, en la que se ha efectuado el nuevo estudio sobre las características de los diagnósticos y supervivencia del cáncer pulmonar, el porcentaje de diagnósticos de cáncer de pulmón en estadios I y II es algo más alto, del 21 por ciento.

El diagnóstico precoz es poco frecuente


“El diagnóstico del cáncer de pulmón en estadios precoces es poco frecuente y, a menudo accidental, porque los síntomas en las fases iniciales son muy poco específicos. Estos casos pueden ser asintomáticos y todo esto conduce a un retraso diagnóstico. A menudo, los tumores pulmonares en estadio I y II se descubren de forma incidental, al estudiar otras enfermedades. Todo esto explica la escasa supervivencia global de este tipo de cáncer a nivel mundial, de un 15 por ciento a los cinco años. Esto significa que hay margen para la mejora y, de ahí, que hayamos querido estudiar cuáles son las características de los diagnósticos y la supervivencia de cáncer de pulmón en nuestro medio”, explica Alberto Ruano, del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Santiago de Compostela y miembro de Separ. 


"A menudo, los tumores pulmonares en estadio I y II se descubren de forma incidental, al estudiar otras enfermedades"


“Sin duda, el neumólogo tiene un importante papel en el diagnóstico de estos casos en estadios I y II, muchos de ellos sin síntomas o con síntomas poco específicos del cáncer pulmonar, mientras que el cirujano torácico lo tiene en el tratamiento quirúrgico de estos tumores primarios. El papel de ambos profesionales es clave para mejorar el diagnóstico y las opciones de tratamiento del cáncer de pulmón los casos en estadios iniciales, cuando aún son operables, y por lo tanto se puede alargar la supervivencia de los pacientes”, según Juan Carlos Trujillo, cirujano torácico y coordinador del Área de Oncología Torácica de Separ, que avanza que “desde el Área de Oncología Torácica de Separ se está iniciando un proyecto nacional para la mejora del screening del cáncer de pulmón que tiene por objetivo aumentar los casos diagnosticados en fases iniciales”.

Así, en el nuevo estudio publicado en Archivos de Bronconeumología, la mediana global de supervivencia fue de 57 meses, pero las mejores tasas de supervivencia correspondieron a mujeres y pacientes diagnosticados antes de los 70 años.


Principales resultados del nuevo estudio


El nuevo estudio se ha basado en una serie de pacientes diagnosticados de cáncer de pulmón en el Chuac, hospital de referencia del área sanitaria de A Coruña (Galicia) que atiende a más de 584.000 ciudadanos. Este trabajo ha sido de carácter retrospectivo y se ha realizado sobre dicha serie de casos de cáncer de pulmón primario en estadios iniciales I y II, que diagnosticados entre enero de 2011 y diciembre de 2015 y que han sido objeto de un seguimiento mínimo de dieciocho meses, que finalizó en diciembre de 2017.

En total se incluyó a 158 pacientes, 99 de ellos en estadio I, con una edad media de 69 años (con un rango de los 20 a los 90 años) y de los cuales la gran mayoría, el 81 por ciento, eran hombres.

Por género, el 81,9 por ciento de los hombres sobrevivió más de 18 meses frente al 93,3 por ciento de las mujeres, mientras que a los tres años sobrevivió el 61,3 por ciento de los varones frente al 79,4 por ciento de las féminas.

Por edad, los pacientes más jóvenes sobrevivieron más que los más mayores, puesto que a los 36 meses del diagnóstico estaban vivos el 54,8 por ciento de los mayores de 70 años frente al 73,6 por ciento de los de menor edad.

De todos los casos diagnosticados, solo el 12 por ciento (19 pacientes) no pudieron someterse a cirugía debido a su edad avanzada (la edad mediana era de 79 años, 10 más respecto al total de pacientes de la muestra) o por presentar otra dolencia respiratoria como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) u otras. La supervivencia fue mayor en aquellos sujetos que pudieron operarse.

Los adenocarcinomas, el tumor pulmonar más común


El tipo de tumor pulmonar más común, en el 52,9 por ciento de los casos, fueron los adenocarcinomas, seguido del carcinoma epidermoide en el 33,1 por ciento de los casos. El adenocarcinoma fue el tipo más común identificado en mujeres (el 73,3 por ciento de los casos) frente a un 48 por ciento en hombres; también fue el más común antes de los 70 años (el 62,2 por ciento), mientras que antes de los 70 años la proporción de casos de adenocarcinomas y carcinomas epidermoides fue similar.


"Es mucho más coste-efectivo financiar tratamientos de deshabituación tabáquica que financiar un programa de screening"


El 76,3 por ciento de los participantes fueron derivados a la consulta de vía rápida de cáncer pulmonar por un hallazgo durante el seguimiento de otro proceso médico. De hecho, en el 43,6 por ciento de los casos se diagnosticó de forma incidental.

El 35,9 por ciento de los pacientes se encontraba completamente asintomático en el momento del diagnóstico y el 64,1 por ciento presentaba algún síntoma relacionado con el cáncer pulmonar como tos, disnea, hemoptisis (o tos con expectoración de sangre) y síndrome constitucional u otros menos frecuentes.

Perfil de los pacientes diagnosticados: fumadores y exfumadores


Entre los pacientes analizados del estudio se comprobó que solo el 12,1 por ciento de estos afectados por cáncer de pulmón no habían sido nunca fumadores, mientras que los fumadores activos fueron el 38,9 por ciento y predominaron los exfumadores, que representaron un 49 por ciento de toda la muestra. Un total de 117 presentaron un consumo acumulado de más de 30 paquetes al año.

Separ destaca que los fumadores de más de 30 paquetes al año presentaron una supervivencia menor, de 53 meses, frente a los fumadores de menos de 30 paquetes al año, cuya supervivencia fue de 72 meses.

Ante la escasa supervivencia de los casos de cáncer de pulmón y la baja detección en estadios iniciales, muy mejorable en su opinión, se ha propuesto la puesta en marcha de programas de cribado del cáncer de pulmón en fumadores, pero actualmente la eficacia y coste-efectividad de este tipo de programas aún es “incierta”, según lo califican los autores del estudio y esto explica que, a día de hoy, aún no se haya implementado un plan de cribado de forma reglada en la sanidad pública de ningún país europeo.

Destacan además que la mejor manera de evitar el cáncer pulmonar es no fumar o dejar de hacerlo si se es fumador, subrayando el hecho de que incluso es mucho más coste-efectivo financiar tratamientos de deshabituación tabáquica que financiar un hipotético programa de screening.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.