La mayoría de los usuarios de cigarrillos electrónicos quieren dejarlos

Un estudio muestra que el 16% de estos consumidores quieren terminar su hábito en el próximo mes

La mayoría de los usuarios de cigarrillos electrónicos quieren dejarlos
mié 22 mayo 2019. 11.20H
La mayoría de las personas que fuman cigarrillos electrónicos quieren dejarlos y muchas han tratado de reducir su consumo, según investigadores de Universidad Rutgers, en Nueva Jersey, Estados Unidos. El estudio, publicado en la revista 'Nicotine & Tobacco Research', examinó los intentos anteriores de los consumidores de cigarrillos electrónicos y las intenciones actuales de dejar de fumar cigarrillos en una muestra representativa de usuarios adultos de cigarrillos electrónicos en Estados Unidos.

Cerca de diez millones de adultos estadounidenses fuman cigarrillos electrónicos. La mayoría de estos usuarios también consumen cigarrillos tradicionales, aunque muchos los usan para tratar de dejar cigarrillos tradicionales.

El estudio encontró que más del 60 por ciento de los usuarios de e-cigarrillos quieren dejar de usarlos y el 16 por ciento planea hacerlo en el próximo mes. Más del 25 por ciento ha intentado dejar de usar los cigarrillos electrónicos en el último año.

También son potencialmente adictivos 


"La mayor parte del debate sobre los cigarrillos electrónicos se ha centrado en el daño relativo en comparación con los cigarrillos tradicionales, la eficacia de los cigarrillos electrónicos como un dispositivo para dejar de fumar y el aumento alarmante de su uso en niños", explica el coautor del estudio Marc Steinberg, profesor asociado de Psiquiatría en la Escuela de Medicina Robert Wood Johnson de Rutgers y director del laboratorio de Intervención e Investigación del Tabaco.

"Además de estos temas -subraya-, nuestros datos sugieren que los usuarios de cigarrillos electrónicos no quieren usar estos dispositivos para siempre. Finalmente, quieren dejar de consumirlos de la misma manera que un fumador tradicional quiere dejar de fumar cigarrillos".

"Las estrategias de las que informaron las personas que los consumían para dejar de fumar los cigarrillos electrónicos incluyen muchas de las que recomendamos para dejar de fumar los cigarrillos tradicionales como los productos o medicamentos de reemplazo de nicotina aprobados por la FDA (agencia estadounidense del medicamento), el asesoramiento y el apoyo social", subraya la autora del estudio Rachel Rosen, estudiante graduada en el Departamento de Psicología.

"Aunque los cigarrillos electrónicos pueden estar vinculados con daños menores en comparación con los cigarrillos combustibles, también son potencialmente adictivos y el aerosol del cigarrillo electrónico aún contiene sustancias tóxicas -resalta-. A medida que el uso del cigarrillo electrónico sigue aumentando y que más consumidores de cigarrillos quieran dejarlo, será importante estar listo para ayudar a aquellos que pueden tener dificultades para dejarlo por sí solos".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.