Vall d'Hebrón participa en un ensayo que permite controlar la patología en pacientes asmáticos a partir de 6 años

La EMA aprueba un anticuerpo en pacientes asmáticos a partir de seis años
Hospital Vall d'Hebron.


02 may 2022. 12.50H
SE LEE EN 3 minutos
El asma infantil severa ha logrado dar un enorme avance gracias a los resultados de un ensayo clínico de fase III a nivel internacional, que ha probado la eficacia del dupilumab para controlar esta patología. Los resultados se han publicado en la revista The New England Journal of Medicine. El estudio se ha desarrollado simultáneamente en catorce centros de ocho países diferentes y está firmado por 25 investigadores.

Entre los investigadores se encuentra Inés de Mir, coordinadora de la Unidad de Asma dentro de la Unidad de Neumología Pediátrica y Fibrosis Quística del Hospital Universitario Vall de Hebrón e investigadora del grupo Crecimiento y Desarrollo del Vall de Hebrón Instituto de Investigación (VHIR). A partir de los resultados, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha dado luz verde al uso de este anticuerpo monoclonal en pacientes asmáticos a partir de los seis años.

Los resultados del estudio para mejorar el asma han constatado que los pacientes que recibieron el tratamiento sufrían, estadísticamente, menos crisis asmáticas y mejor función pulmonar que el grupo control. En total, un 78 por ciento de los pacientes con dupilumab no sufrió ninguna exacerbación durante todo el periodo, en el grupo control el porcentaje fue del 60 por ciento. En algunos casos, la mejora fue tan positiva que los pacientes llegaron incluso a reducir o frenar el tratamiento tradicional, quedándose solo con la inyección de dupilumab. Esto permitió mejorar significativamente su calidad de vida y la de sus familiares.

De Mir ha llegado a afirmar que, “según parece, hay una ventana de acción en edades tempranas que permitiría frenar la enfermedad y evitar su evolución hacia un asma severa con pérdida de función pulmonar en la edad adulta. Ahora, el próximo paso que valoran los investigadores es si el dupilumab es efectivo a largo plazo: "Esta posibilidad y si las mejoras apreciadas en los niños se mantienen una vez se para el tratamiento, son las dos grandes cuestiones para resolver", concluye De Mir.

Las consecuencias del asma pueden llegar a ser mortales


La especialista del Vall d’Hebrón recuerda que a pesar de que el asma es vista a nivel social como una enfermedad menor, se trata de una patología crónica que puede tener consecuencias severas e incluso mortales. Se considera que entre el 10-15 por ciento de los niños sufren algún tipo de patología asmática. De este grupo de población, entre un 5-8 por ciento tienen una afectación severa e incontrolada, lo que se traduce en estancias frecuentes en el hospital y una pérdida de calidad de vida de los pacientes y de sus familiares. Actualmente en Cataluña, donde Vall d'Hebron es uno de los hospitales de referencia, hay unos 5.000 niños de menos de 14 años sufren asma moderada o severa. Tratamientos como el dupilumab esperan conseguir un mejor control de la patología y eliminar o al menos reducir las exacerbaciones graves de estos pacientes.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.