Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Neumología

El nuevo invento de las tabacaleras tampoco gusta a los neumólogos

Los dispositivos que calientan el tabaco en lugar de quemarlo reducen solo algunas sustancias tóxicas

El neumólogo Carlos A. Jiménez Ruiz.
El nuevo invento de las tabacaleras tampoco gusta a los neumólogos
Sandra Melgarejo
Miércoles, 23 de noviembre de 2016, a las 09:20
El nuevo invento de las compañías tabaqueras es un dispositivo que calienta el tabaco, pero no lo quema. De esta manera, el humo que se produce tiene menos sustancias tóxicas que el de la combustión. “Las tabacaleras lo anuncian como menos tóxico que el cigarrillo tradicional y aseguran que da más satisfacción que un cigarrillo electrónico porque la cantidad de nicotina que se puede inhalar es mucho mayor”, explica Carlos A. Jiménez Ruiz, director de la Unidad Especializada en Tabaquismo de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

El objetivo de las tabacaleras no es que los consumidores dejen de fumar, sino que el fumador persista en su hábito con la tranquilidad de que está consumiendo un tabaco menos tóxico. “Pero no hay ningún estudio independiente que avale que el humo que se produce cuando el tabaco se calienta, en lugar de quemarse, no sea tóxico”, matiza Jiménez Ruiz. No obstante, reconoce que la pirólisis del tabaco produce entre 4.500 y 5.000 sustancias tóxicas y que, al no quemarse, se originan menos.

“Las multinacionales tabaqueras saben que el consumo de cigarrillos tradicionales está cada vez más controlado en los países desarrollados y que la población está muy sensibilizada acerca de las patologías relacionadas con el tabaquismo, así que son conscientes de que no van a vender mucho más tabaco. Por eso están haciendo una estrategia de diversificación, tratando de comercializar productos que dicen que son menos tóxicos, como ya hicieron con las variedades light, que eran tan tóxicas como las normales”, explica el especialista en tabaquismo.

Aunque la comunidad científica todavía no ha podido desarrollar sus propios estudios con este nuevo dispositivo, la posición de los neumólogos es clara: “Aunque el dispositivo elimine algunas sustancias, como profesionales de la salud rechazamos cualquier producto que siga siendo tóxico”, afirma Jiménez Ruiz.