25 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:50
Especialidades > Neumología

El gasto anual en tuberculosis tiene un 34% de margen de optimización

El gasto en la enfermedad supuso más de 51 millones de euros en España en 2014

En España la incidencia es de 10,80 casos por cada 100.000 habitantes.
El gasto anual en tuberculosis tiene un 34% de margen de optimización
Redacción
Miércoles, 15 de febrero de 2017, a las 12:10
La revista Archivos de Bronconeumología, publicación científica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), ha analizado los costes derivados del diagnóstico y seguimiento de la tuberculosis y los factores que los ocasionan en el estudio ‘Costes de la tuberculosis en España: factores relacionados’.

José Antonio Gullón, investigador principal, ha destacado que “la tuberculosis acarrea un gasto sanitario significativo, que está condicionado por la hospitalización, estudios de imagen, tratamiento directamente observado y necesidad de baja laboral”.

Además, “el ingreso hospitalario parece ser el que mayor impacto muestra, por lo que acciones dirigidas a reducir las estancias hospitalarias innecesarias son fundamentales para disminuir el elevado coste que supone la tuberculosis”.

El aspecto más importante que debe ser abordado en la gestión de gastos de la enfermedad son las hospitalizaciones, según este estudio. El principal atributo que se puede modificar y que supone un impacto relevante es evitar los ingresos inadecuados. El trabajo estima que el gasto sanitario ocasionado por la tuberculosis en 2014 ascendió a 51,5 millones de euros, y para disminuirlo sería fundamental reducir el número de casos.

“Acciones como el estudio de contactos y el tratamiento de la infección tuberculosa latente han demostrado su coste-efectividad en estudios previos, por lo que adquieren gran relevancia en el abordaje de la tuberculosis y en la reducción de su impacto en el sistema sanitario”, explica Gullón.

Ahorro potencial de 14 millones

Del gasto generado por la tuberculosis podrían ahorrarse 14 millones con una estrategia basada en reducir las estancias hospitalarias. Es el cálculo basado en la extrapolación del ahorro generado en aquellos lugares donde se han puesto en marcha iniciativas en este sentido, logrando un descenso en los costes del 34 por ciento.

Otra medida que contribuye a reducir el gasto es no alargar innecesariamente la baja laboral, siempre y cuando asegurándose que la posibilidad de contagio está controlada. “Con el tratamiento estándar, la contagiosidad disminuye significativamente a las tres semanas”, apunta Gullón. “A partir de este momento podría retirarse el aislamiento e incorporarse a la actividad laboral de forma segura en la mayoría de los casos”.

No obstante, la principal medida es la prevención a través de la “educación del paciente, sus cuidadores y la sociedad en general. Tener a la ciudadanía informada también puede ser una pieza muy útil para que adopten conductas de salud responsables que contribuyan a aminorar el gasto de la tuberculosis”.

En España, según datos de la Red de Vigilancia Epidemiológica, se notificaron 5.018 casos de tuberculosis en 2014, de los que 3.933 fueron clasificados como tuberculosis respiratoria, una incidencia de 10,80 casos por cada 100.000 habitantes.