Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:15
Especialidades > Neumología

El frío y la polución aumentan los ingresos por embolia pulmonar

Un estudio del Hospital Gregorio Marañón relaciona esta patología con los factores medioambientales

Javier de Miguel, jefe de Neumología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.
El frío y la polución aumentan los ingresos por embolia pulmonar
Redacción
Lunes, 27 de marzo de 2017, a las 12:30
El servició de Neumología del Hospital Gregorio Marañón ha llevado a cabo un estudio entre más de 100.000 pacientes para analizar la relación entre ingresos por embolia pulmonar y factores de riesgo medioambientales. El trabajo, publicado en la revista European Journal of Internal Medicine, ha desvelado una mayor incidencia de ingresos por esta patología en los meses fríos y con picos de polución.

El trabajo muestra la relación existente entre las bajas temperaturas y las altas concentraciones de contaminantes ambientales, como el dióxido de nitrógeno y el ozono, con el aumento de ingresos hospitalarios por embolia pulmonar. “Se observó que las hospitalizaciones por esta patología fueron más frecuentes durante las estaciones más frías, con picos en otoño e invierno, en los meses de noviembre y febrero, y que correspondía además con los picos más altos de polución en las grandes ciudades”, destaca Javier de Miguel, jefe de la sección de Neumología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, encargado del estudio.

Durante el período de esta investigación, entre 2001 y 2013, se evaluaron más de 100.000 ingresos hospitalarios por esta patología en toda España. Los datos ambientales se obtuvieron teniendo en cuenta los códigos postales de todos los pacientes mayores de 18 años incluidos en el momento de la hospitalización. Para la realización de este estudio De Miguel ha contado con la colaboración de un grupo de investigadores del Departamento de Medicina Preventiva de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Sin embargo, aunque la contaminación y los factores meteorológicos inciden en el aumento de casos de embolia pulmonar, el médico descarta estos elementos en el caso de mortalidad por esta patología. “Se ha observado que el mayor registro de muertes por embolia pulmonar se produjo durante las estaciones más cálidas, como son primavera y verano”, comenta De Miguel.