Investigadores alemanes presentan dos técnicas que podrían mejorar la calidad de vida de estos pacientes

Denervación pulmonar y crioterapia, técnicas "pioneras" para la EPOC
Javier Flandes Aldeyturriaga, Tamara Alonso Pérez, Marem Schuhmann y Félix Herth Heidelberg.


05 nov 2021. 17.30H
SE LEE EN 3 minutos
La denervación pulmonar y el uso de la crioterapia podrían mejorar “considerablemente” la calidad de vida de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) relajando la intensidad de los síntomas al eliminar las obstruciones de las vías respiratorias. Al menos, hacia eso apuntan los primeros resultados de estas técnicas pioneras, y aún en fase desarrollo, que han sido presentadas durante el 54º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

“Es una revolución en el campo de la Neumología”, asegura Javier Flandes Aldeyturriaga, jefe de la unidad de broncoscopias de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid y moderador de una mesa donde Félix Herth, neumólogo en el Hospital Universitario de Heidelberg, y Marem Schuhmann, especialista en broncoescopia del laboratorio Thoraxklinik-Heidelberg, han presentado dos técnicas “novedosas, seguras y eficaces” para el tratamiento intervencionista de pacientes con EPOC.

Marem Schuhmann explica en inglés el funcionamiento de la crioterapia.

La EPOC es una enfermedad pulmonar inflamatoria crónica que causa la obstrucción del flujo de aire de los pulmones. Y para solucionar este atasco, Herth propone interrumpir los nervios parasimpáticos para disminuir la liberación de acetilcolina. Algo que consigue a través del enfriamiento de las paredes de las vías respiratorias. El procedimiento consiste en entrar dentro del bronquio, situar el “balón” en la posición deseada y empezar a inflarlo hasta que alcance su tope. Una vez que alcanza su máximo se procede a aplicar el enfriamiento hasta en 4 ocasiones.

“Nuestros resultados apuntan que para pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica moderada la denervación pulmonar reduce las resistencia al flujo de aire, el broncoespasmo, la inflamación, la hipersección de moco y la percepción de disnea”, detalla.

¿Cómo funciona la crioterapia en pacientes EPOC?


Por su parte, Schuhmann propone usar la crioterapia para pacientes con bronquitis crónica, un fenotipo característico de la EPOC que se da en aquellos pacientes tosedores y espectoradores crónicos. “Esta técnica en concreto iría destinada a mejorar la calidad de vida y reducir los síntomas de aquellos pacientes que presentan una tos de forma consistente en los últimos seis meses”, detalla.

"Nuestras técnicas son novedosas, seguras y eficaces”

Según ha explicado Schuhmann la crioterapia consiste en una congelación rápida del tejido endobronquial con nitrógeno líquido a -196 grados centígrados. “Provoca la muerte celular instantánea de la mucusa, pero permite preservar la matriz extracelular con cicatrices y fibriosis limitadas”, detalla la especialista en broncoescopia. 

Schuhmann reconoce que aún están en una fase temprana del desarrollo de crioterapia y necesitan hacer ensayos con mayor población, pero apunta a que en base a los resultado preliminares, será todo un éxito. "Tras la crioterapia hay menos células anormales en las vías respiratorias, por lo tanto, producen menos moco", reivindica. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.