Coronavirus | "No existe evidencia de que la nicotina reduzca la infección"

Carlos Jiménez explica que en fumadores el Covid-19 produce de forma más frecuente insuficiencia respiratoria y muert

Carlos Jiménez, presidente de Separ.
Coronavirus | "No existe evidencia de que la nicotina reduzca la infección"
lun 27 abril 2020. 16.00H
"No existen datos científicos, ni fiables ni contrastados, que permitan asegurar que el consumo de nicotina contribuye a reducir la probabilidad de infección por coronavirus". Lo afirma Carlos A. Jiménez Ruiz, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), quien ha explicado algunos apuntes sobre el consumo del tabaco y la infección de Covid-19. 

Explica que el consumo de tabaco supone la introducción al organismo, a través de los pulmones, de más de 4000 sustancias tóxicas, entre las que destacan cinco: la nicotina, las sustancias oxidantes, alquitranes, nitrosaminas y monóxido de carbono. "La nicotina es la droga causante de la adicción que crea el consumo de tabaco. Ese es su principal efecto", señala. 


"Existen multitud de datos que aseguran que el consumo de cigarrillos prudce una disminución de las defensas del aparato respiratorio"


Sobre las sustancias oxidantes (óxidos de nitrógeno, radicales tóxicos del oxígeno, etc.), explica que son las principales causantes de la patología pulmonar asociada al consumo del tabaco, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), bronquitis crónica, enfisema, infecciones respiratorias de vías altas, neumonías, etc.

Además, explica que los alquitranes y las nitrosaminas son responsables de la patología tumoral que con tan frecuencia se asocia al consumo del tabaco, como el cáncer de pulmón, orofaríngeo, de laringe, de esófago, de páncreas, de vejiga; y que el monóxido de carbono es el principal responsable de la patología cardiovascular asociada al consumo de tabaco.

"Existen multitud de datos científicos, fiables y contrastados, que aseguran que el consumo de cigarrillos produce una disminución de las defensas del aparato respiratorio y que facilita las infecciones respiratorias producidas tanto por virus como por bacterias", explica Jiménez Ruiz. Así, señala que se ha demostrado que las infecciones por virus de la familia de los coronavirus son más frecuentes en los fumadores que en los no fumadores".

Fumar implica tocarse más la cara


Además, "el acto de fumar cigarrillos implica llevar de forma repetitiva los dedos a la boca, cara y nariz. Esto ha sido descrito como una vía frecuente de infección por coronavirus", añade. Por eso explica que toda esta evidencia hace suponer que los fumadores de cigarrillos tienen un mayor riesgo de contagio por el virus causante de la actual epidemia que los no fumadores.


"El acto de fumar implica llevar de forma repetitiva los dedos a la boca, cara y nariz"


El presidente de la Separ explica que "existen múltiples estudios, fiables y contrastados, que muestran que los fumadores multiplican por 2,4 sus posibilidades de desarrollar una forma clínica severa de infección por coronavirus". En los fumadores, la infección produce, de forma más frecuente que en los no fumadores, insuficiencia respiratoria grave, necesidad de recibir ventilación mecánica, intubación, ingreso en UCI y muerte. 

Apunta asimismo que la utilización de cigarrillos electrónicos, de pipas de agua y de dispositivos que calientan pero no queman tabaco disminuyen las defensas del aparato respiratorio y favorecen el movimiento repetitivo dedos-boca-nariz-cara. "Todo ello hace muy factible que el uso de estos dispositivos de consumo de tabaco también facilite la infección por el coronavirus causante de la actual epidemia", afirma

Por todo, la Separ recomienda a la población general española "que evite el consumo de cigarrillos o de cualquier otra forma de consumo de nicotina o tabaco como son los cigarrillos electrónicos, las pipas de agua o los dispositivos que calientan tabaco. De esta forma se protegerán mejor contra la infección por coronavirus".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.