Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Especialidades > Neumología

Àlvar Agustí: "El reto es afrontar el relevo generacional del servicio"

Neumología del Clínic es el mejor equipo de la especialidad del país, según el III Monitor de Reputación Sanitaria

Àlvar Agustí, jefe del Servicio de Neumología del Clínic.
Àlvar Agustí: "El reto es afrontar el relevo generacional del servicio"
Sandra Melgarejo
Jueves, 22 de diciembre de 2016, a las 16:10
Neumología del Hospital Clínic de Barcelona ha conquistado la primera posición en el ranking de servicios clínicos con mejor reputación por especialidades, según el III Monitor de Reputación Sanitaria de Merco. Relega así a Neumología del Hospital Universitario La Paz de Madrid a la segunda posición de la clasificación, puesto que ocupó el Clínic en la pasada edición, seguida del servicio del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, que también escala un puesto con respecto al año pasado.

Àlvar Agustí, jefe del Servicio de Neumología del Clínic, asegura estar “feliz y encantado” de que sus colegas opinen esto y agradece la confianza. No en vano, el resultado se basa en la valoración de los diferentes agentes sanitarios: médicos, enfermeros, periodistas, miembros de la administración pública sanitaria a nivel estatal y autonómico, asociaciones de pacientes y responsables de farmacia hospitalaria, así como el análisis de cerca de 1.000 indicadores de calidad y gestión clínica.

Clasificación de los servicios de Neumología en el III Monitor de Reputación Sanitaria. Fuente: Merco.

Clasificación de los servicios de Neumología en el III Monitor de Reputación Sanitaria. Fuente: Merco.


Según su responsable, el éxito de la Neumología que se hace en el hospital catalán “se debe a la gente que hay. Los profesionales del servicio –médicos, enfermeras y técnicos– son fantásticos, algunos de ellos de primer nivel internacional”.

En este sentido, Agustí reconoce que uno de los retos que tiene que afrontar el servicio es el relevo generacional: “En los próximos cinco o diez años tenemos que ser capaces de sustituir una generación de neumólogos muy prestigiosos por gente tanto o más valiosa que los que se jubilarán”.

El jefe de Neumología ya está trabajando en ello y está seguro de que, dentro de diez años, cuando se jubile, podrá mirar hacia atrás y decir: “Estoy contento porque el servicio sigue teniendo el potencial que ha tenido en los últimos 30 años”.