La recertificación de las Áreas de Capacitación cada 10 años es el aspecto más delicado de la norma, según los médicos

El motivo por el que CESM "rechaza de plano" el RD de Especialidades


19 abr 2021. 09.10H
SE LEE EN 5 minutos
La semana pasada, el Ministerio de Sanidad publicó, en trámite de audiencia e información pública, el proyecto de Real Decreto por el que se regula la formación transversal de las especialidades en Ciencias de la Salud, al que los médicos españoles ven pros y contras.  

Para Tomás Toranzo, presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), "se trata de un documento que aporta pocas novedades en cuanto a la Formación Sanitaria Especializada". No obstante, considera que "sí hay una muy importante". Se trata de la recertificación, tanto para las Áreas de Capacitación Específica como para las propias especialidades, "ya que por Real Decreto se obliga a que cada 10 años hay que recertificarse".

En su opinión, se ha tomado esta medida "sin tener en cuenta y sin haber hablado anteriormente de qué consecuencias va a tener la no obtención de la recertificación". Tampoco se han evaluado los "beneficios o consecuencias que tendrá para los profesionales el mantenimiento o no de las competencias profesionales", denuncia Toranzo, que advierte que se trata de "un tema muy controvertido que no podemos aceptar gratuitamente y sin haberlo hablado previamente con la Administración". Para CESM, señala, "es un motivo de rechazo de plano".

El resto de asuntos contenidos en el proyecto, añade Toranzo, "abordan ligeramente la formación transversal como novedad". También hace mención a la "regulación de las estancias formativas, los títulos extranjeros, y otros temas menores que no está mal que se regulen, pero lo fundamental es el tema de las recertificaciones, que consideramos que es donde va a estar el conflicto", sentencia.

Las ACE, fuera del MIR


Por su parte, Tomás Cobo, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), llama la atención de que se trata, todavía, de un borrador, por lo que aún hay margen para trabajar sobre él. "La parte positiva es que se pone orden y las Áreas de Capacitación Específica (ACE) salen de la formación médica especializada", se felicita el presidente de los médicos.

"Lógicamente, hay que tener un mínimo de dos años después de haber hecho la especialidad para acceder a una ACE", añade Cobo. Otra parte positiva que señala el representante de la organización colegial "es que se toca el tema de las competencias transversales. Queda por determinar en qué intensidad van a tener esas competencias, pero encaja en todo el trabajo que se hizo con la troncalidad y da la oportunidad de recuperarlo", reseña.

Como parte negativa, Cobo señala que "una vez más se cuenta mucho con la estructura de la Administración y las consejerías de las CCAA más que con los profesionales". Por ejemplo, el presidente de la OMC señala que el Consejo Nacional de Especialidades de Ciencias de la Salud, es un órgnao importante al que se le hace consultor pero no vinculante. "Una vez más la Adminisistración toma un carácter demasiado reglamentista", considera. 

Desde la OMC también echan de menos la oportunidad perdida respecto a la innovación."A la hora de acceder a las ACE, otra vez se reglamenta imitando el sistema MIR", argumenta Cobo, quien considera que "esta debe ser una oportunidad para dar más plasticidad al acceso a las ACE".

La opinión de los médicos jóvenes


"Como punto de partida es importante para salir del bloqueo normativo en el que nos encontramos tras el fallido Real Decreto de Troncalidad y todo el periplo por el que pasó la normativa de desarrollo de las Áreas de Capacitación Específica (ACE) y de mejora de la formación sanitaria especializada", señala por su parte Domingo Antonio Sánchez, representante de los médicos jóvenes y MIR de la OMC.

"En términos muy generales, es un RD de sentido y forma más que de concreción sobre temas", considera Sánchez, que lo asume como "una buena forma de empezar a trabajar. Hay que intentar ser lo más amplio posible para que no haya muchas discrepacias y, en la parte más técnica de los trabajos, se pueda ir resolviendo los problemas".

Coincide con Toranzo y Cobo en señalar a las competencias transversales de las especialidades, y es que el RD "afirma que deberán ser decididas por el Consejo General de Ciencias de la Salud y que deberán ser adaptadas a las distintas especialidades".

"Habrá que ver qué implica esto, si estamos hablando de un aumento en los tiempos de formación de las especialidades o si meter esas competencias transversales va a suponer alguna modificación de los programas formativos que actualmente están aprobados y que hay que renovar", reflexiona el representante de la OMC. 

Respecto a la regulación de la creación y revisión de los títulos de especialista y ACE, Domingo Sánchez se congratula de que "realmente han entendido que un área de capacitación específica no puede estar, bajo ningún concepto, metida dentro de una especialidad". 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.