El Ministerio suscribe un convenio para fomentar las prácticas clínicas "de calidad" en embarazadas

El Ministerio formará a sanitarios sobre lactancia y humanización del parto


11 ago 2021. 11.00H
SE LEE EN 3 minutos
El Ministerio de Sanidad ha suscrito un convenio destinado a favorecer la “promoción, protección y apoyo a la lactancia materia” y a la “potenciación de la humanización de la asistencia al nacimiento”. El organismo que dirige Carolina Darias incide en la necesidad de fomentar las prácticas clínicas “de calidad”, especialmente tras las “alteraciones” provocadas por la pandemia del Covid-19, que ha “interferido en el necesario acompañamiento de las mujeres embarazadas”.

Mediante este acuerdo, firmado con la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y a la Lactancia (IHAN) y publicado en el Boletín Oficial del Estado de este miércoles, Sanidad se compromete al fomento de la “implementación de protocolos de actuación con buenas prácticas” basadas en el apoyo y protección a la lactancia materna y al desarrollo de la Estrategia de Atención al Parte Normal. En especial, en lo que respecta a la “información a las embarazadas y sus familias, el contacto piel con piel, la visita al alta precoz y el apoyo a la instauración y mantenimiento de la lactancia materna en aquellas mujeres que así lo desean”.

En este sentido, se trabajará en la “formación y sensibilización a profesionales de la salud” mediante la “actualización de guías y documentos sobre lactancia materna y humanización a la asistencia al nacimiento”, el desarrollo de cursos de capacitación en línea sobre lactancia y el diseño de la “formación telemática” de los trabajadores que atienden a la madre.

También se pretende “sensibilizar” a la población general sobre las “recomendaciones internacionales y nacionales sobre la lactancia materna y sus beneficios” mediante la “difusión de información de calidad”.

"Lecciones aprendidas" del Covid


Paralelamente, Sanidad se ha comprometido a revisar las prácticas asistenciales al embarazo y recién nacido en el marco de la pandemia del Covid-19 “para elaborar propuestas en base a las lecciones aprendidas”.

El Ministerio incide en que la pandemia ha “alterado” la asistencia al nacimiento, lo que ha provocado “altas más precoces” e interferencias “con el necesario acompañamiento de las mujeres embarazadas”. “En el partido se han visto alteradas prácticas clave como el contacto piel con piel inmediato y la primera toma de pecho en la primera hora, así como la no separación madre-recién nacido durante la estancia en la maternidad”.

Por ello, añade Sanidad, “es de especial interés en este contexto paliar las consecuencias de esta situación con el trabajo conjunto entre el Ministerio e IHAN”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.