Redacción Médica
14 de agosto de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:25
Política Sanitaria > Medicina

Un análisis de sangre en embarazadas detecta los partos prematuros

Un estudio halla biomarcadores que predicen qué mujeres darán a luz antes de lo previsto

Un análisis de sangre en embarazadas detecta los partos prematuros
Redacción
Lunes, 11 de junio de 2018, a las 14:05
Investigadores de March of Dimes (Estados Unidos) han descubierto biomarcadores en la sangre que identifican con precisión las mujeres embarazadas con riesgo de parto prematuro. Hasta ahora, los médicos no tienen formas de evaluar con precisión qué embarazos terminarán dando a luz antes de la fecha idónea.

Según este estudio –publicado en Science–, los científicos encontraron biomarcadores en sangre materna que podrían estimar la edad gestaciones o la fecha de parto con una precisión comparable a la del ultrasonido, pero a un coste más reducido.

Biomarcadores en sangre

Se tomaron muestras de sangre semanalmente a 31 mujeres embarazadas, divididas en dos grupos. En el primero, se identificó un conjunto de transcripciones de ARN libre de células (CFRNA), que clasificaron con precisión a las mujeres que dieron a luz hasta dos meses antes de la fecha esperada de alumbramiento.


La precisión para detectar e parto prematuro es comparable a la del ultrasonido


En el segundo grupo de embarazadas, el equipo descubrió que la medición de nueve transcripciones de CFRNA en la sangre materna predecía la edad gestacional con una precisión comparable a la del ultrasonido.

Mads Melbye, profesor visitante de Medicina en Stanford, explica que “descubrimos que un puñado de genes son muy predictivos a la hora de señalar qué mujeres corren el riesgo  de tener un parto prematuro”. “Este es el primer progreso científico real y significativo sobre este problema en mucho tiempo”.

Causas subyacentes del nacimiento prematuro

David K. Stevenson, investigador principal, señala que “al medir el ARN libre de células en la circulación sanguínea de la madre, pudimos observar patrones cambiantes de actividad genética que ocurren normalmente durante el embarazo e identificar interrupciones en los patrones, lo que puede indicar a los médicos que probablemente ocurran circunstancias poco saludables, como un parto y nacimiento prematuros”.

Los autores del estudio reconocen que la muestra no es suficientemente amplia todavía y que se necesita la validación de ensayos clínicos más grandes. “Con más estudios, podríamos identificar genes específicos y vías genéticas que podrían revelar algunas de las causas subyacentes del nacimiento prematuro, y determinar objetivos potenciales para las intervenciones con el fin de prevenirlo”.