Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:10
Política Sanitaria > Medicina

Semfyc se enfrenta a su congreso más difícil

La entidad celebra su 36º Congreso Nacional marcado por una afluencia estancada y las críticas a su contenido

Josep Basora y Salvador Tranche, presidente saliente y entrante, respectivamente, de Semfyc.
Semfyc se enfrenta a su congreso más difícil
Redacción
Miércoles, 08 de junio de 2016, a las 18:40
La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) da este jueves en A Coruña el pistoletazo de salida de su 36º Congreso Nacional, un encuentro que durará tres días y que estará marcado por la incertidumbre y las críticas, tanto internas como externas, a la entidad que preside, hasta este fin de semana, Josep Basora.

La 'escasa' afluencia, en comparación con otros congresos de Atención Primaria en España, que tiene Semfyc en esta cita médica es la principal piedra en el camino de la sociedad científica, que ha estado últimamente en el punto de mira de sus socios por establecer cuotas de inscripción que solo obtienen rebajas si van financiadas por la industria.

"Derrotismo total"

De hecho, y tal y como se hizo eco Redacción Médica en el mes de abril, un MIR denunció públicamente a Semfyc a través de las redes sociales que la sociedad pedía 300 euros a los médicos que iban por su cuenta para pasar dos días de jornadas y que los precios que iban apoyados por las empresas todavía eran mayores (aunque el facultativo no tenía que pagarlo de su bolsillo).

“Ponerlo más barato para quienes se lo pagan a sí mismos (en vez de más caro a quienes son pagados por la industria), es de derrotismo total”. “Habitualmente, las cuotas de congresos son altísimas, básicamente porque el modelo de congreso se basa en la financiación de la industria”, ha añadido Javier Padilla, médico de Familia sobre este evento de la citada sociedad. “Si pones una cuota de inscripción asequible y unos contenidos no mercantiles atraes a gente que no quiere venderse por un congreso”, ha aseverado el facultativo. Y añade: “Si comparas contenidos de congresos sin industria y congresos con industria, la diferencia es brutal”, ha matizado, en previsión de lo que pueda suponer en realidad esta cita gallega.

Mesas de debate controvertidas

Precisamente los contenidos de los congresos de Semfyc han estado, durante la últimas ediciones, y especialmente en esta de A Coruña, en el punto de mira de quienes acuden a esta cita. Muchos médicos se echaron las manos a la cabeza en la última cita de la sociedad –celebrada en Asturias- al comprobar que el programa científico incluía varias mesas de cuestionable calidad investigadora y médica. En los encuentros se hablaban de las bondades de los kiwis (patrocinada por una conocida marca distribuidora), los beneficios del atún en lata (ídem) o las maravillas del agua mineral (con el logotipo de una de las marcas españolas más conocidas).

Unas ‘mesas estrellas’ que molestaron significativamente a los socios que asistieron a Gijón. Sin embargo, en la cita de este fin de semana, el programa científico repite el debate sobre el atún enlatado y el agua embotellada, y ha cambiado la mesa de los kiwis y la salud intestinal para dar paso a una sobre batidos adelgazantes.

Pérdida de afluencia

Con este panorama, no es de extrañar que el evento haya perdido más de 1.300 médicos desde que Josep Basora es presidente. La 36ª edición de su congreso anual espera la asistencia de 2.500 facultativos, mientras que la anterior Junta Directiva consiguió en 2009 alcanzar los 3.800 asistentes.

Este es el último congreso nacional de Basora como presidente, que ha anunciado que abandonará este cargo en A Coruña para pasar el testigo a Salvador Tranche, actual vicepresidente, del que se espera una profunda remodelación de su modelo de congreso y un acercamiento definitivo a las otras dos sociedades de médicos de Primaria españolas en pro de una fusión ya aprobada en varias ocasiones por los socios de Semfyc.