Las sociedades científicas creen que solo se sientan las bases, pero que no cambia nada trascedental

Más allá de las ACE, el RD de Especialidades "nos deja en el mismo sitio"
Jesús Diez Manglano, Pilar Rodríguez Ledo, Domingo Antonio Sánchez y José Polo García.


19 jul 2022. 20.00H
SE LEE EN 5 minutos
El nuevo Real Decreto de Especialidades que ha aprobado hoy el Gobierno ha sido bien recibido por varias especialidades médicas al sentar las bases para la creación de nuevas especialidades y Áreas de Capacitación Específica (ACE). Sin embargo, según ha podido saber Redacción Médica a través de varias sociedades científicas, consideran que la normativa deja a la sanidad española en una situación "similar" a la que se encontraba antes de poner en marcha la nueva normativa.

“Al final, se parten de obviedades como la formación transversal mínima en la que el sistema debe invertir para que todos los especialistas la adquieran y que va a redundar en una mejora de la atención a los pacientes y la población. También debemos tener claro cómo es el procedimiento para la creación de las ACE y las nuevas especialidades”, detalla Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta primera de la Sociedad Española de Médico Generales y de Familia (SEMG).

En la misma línea se muestra José Polo García, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen): “Es bueno que se haya aprobado, pero no creo que solucione los problemas que tenemos ni que cambie nada”. En ese sentido, el presidente de Semergen considera que la creación de nuevas especialidades no transformará la saturación de la asistencia sanitaria por la falta de profesionales

"Criterio político" en la toma de decisiones 


La falta de cambios para la sanidad española, según resaltan Ledo, se debe principalmente a que la toma de decisiones sigue sujeta a un criterio “no identificado ni especificado”. Por ello, la facultativa se teme que se ha producido “mucho avance” para quedarnos en un sitio “muy similar”.

“La creación de nuevas especialidades sigue teniendo un cariz político en la toma de decisiones y en cuanto hacia dónde queremos que vaya el Sistema Nacional de Salud (SNS). Entonces, está bien, pero al final estamos en el mismo sitio”, explica Ledo, quien, además, espera que la falta de consenso para elaborar el Real Decreto de Especialidades no se repita en el momento de impulsar las nuevas ACE o especialidades. 

Sin ampliación a cinco años de formación


Tal y como recogió Redacción Médica, las sociedades científicas veían en esta normativa una oportunidad para resolver un problema “histórico” y equiparar la formación MIR con la duración estándar de 5 años que recomienda la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) para todas las especialidades médicas. Cabe recordar que actualmente la mayoría tienen una duración de cuatro años, pese a la necesidad de ampliación debido a un aumento de la materia y la mayor complejidad de la asistencia sanitaria. 

Con el nuevo Real Decreto, las sociedades científicas querían formar a los nuevos profesionales médicos en todas las competencias que abarcaba cada especialidad médica y que pudieran hacer rotaciones por todas las unidades pertinentes a lo largo de su periodo de formación sanitaria especializada. 


Proliferación de nuevas especialidades médicas


Tampoco han visto con buenos ojos la estrategia desde la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) que temen que la aprobación de la nueva normativa termine derivando en una “proliferación” de nuevas disciplinas. “Tenemos claro que ahora mismo crear nuevas especialidades que atomicen más el Sistema Nacional de Salud va a ser muy perjudicial sobre todo en una coyuntura de falta de profesionales”, ha explicado su presidente Jesús Diez Manglano.

Sin embargo, el sector sí que ha aplaudido la posibilidad de que se faciliten nuevas Áreas de Capacitación Específica (ACE) que permitan a los profesionales de una misma especialidad apostar a lo largo de su carrera por una vertiente u otra. “Tienen el efecto de ida y vuelta donde uno puede estar ejerciendo y luego volver a otra área”, ha planteado Díez.

Aunque todavía están pendientes de analizar el texto definitivo que publique el Ministerio de Sanidad, desde la SEMI ya han apuntado a que su voluntad es poder tener un punto de encuentro con la cartera de Carolina Darias para expresarles algunas de estas discrepancias.


La OMC se muestra cauta con el resultado final


Menos inconvenientes han observado en un primer análisis desde la Organización Médica Colegial (OMC). El organismo sí que defiende la creación de especialidades médicas que permitan adecuarse a los estándares europeos, pero creen que la apuesta debe ir acompañada de otra serie de medidas clave como una “revisión completa de los planes formativos”.

Domingo Antonio Sánchez, el representante nacional de Médicos Jóvenes del CGCOM, ha advertido que algunas especialidades como Anestesiología y Reanimación no renuevan sus programas desde 1996. Mientras que en algunos casos es necesario actualizar la formación para pasarla de cuatro a cinco años. “Estamos pendientes de una auditoría de la Formación Sanitaria Especializada”, ha agregado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.