24 ene 2019 | Actualizado: 11:50

Los ascensores de los hospitales, mayor fuente de bacterias que los baños

Se encontró presencia de patógenos en el 61 por ciento de los botones de ascensores analizados

Los botones de las plantas más altas se mostraron igual de contaminados que el de la planta baja.
Los ascensores de los hospitales, mayor fuente de bacterias que los baños
mié 15 febrero 2017. 09.10H
Redacción
Hay rincones de los hospitales que, al ser tan habituales e insignificantes, pasan inadvertidos ante nuestros ojos y pueden ser una fuente potencial de contaminación, mientras que otros, al estar más relacionados (consciente o inconscientemente) con el mundo de los patógenos, son más obvios pero más inofensivos en la práctica.

Es lo que pasa con los ascensores y los baños. Un estudio llevado a cabo por Cristopher Kandel, Andrew Simor y Donald Redelmeier, de la Universidad de Toronto, desveló que los primeros tienen una prevalencia mayor de colonias bacterianas que los segundos.

Los investigadores analizaron muestras de los botones de los ascensores (tanto de su interior como de su exterior) y encontraron patógenos en el  61 por ciento de los casos, mientras que en la superficie de los baños los hubo en el 35 por ciento.

El trabajo, publicado en Open Med y con muestras de 120 botones y 96 superficies de baño de tres grandes hospitales urbanos canadienses, mostró que el grado de contaminación no difería según la posición del botón (ya fuera en el interior o en el exterior del ascensor, planta baja o cualquier otra) ni del día de la semana analizado.

La bacteria más comúnmente encontrada fue Staphylococcus, en el 67 por ciento delas ocasiones, seguida de Streptococcus. Los autores del trabajo apuntan, sin embargo, que esta mayor prevalencia de patógenos en los elevadores de los hospitales no es clínicamente relevante y su riesgo puede ser combatido con medidas sencillas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.