Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Política Sanitaria > Medicina

Las doctoras, más expuestas a sufrir accidentes dentro del quirófano

Así lo refleja un estudio elaborado por el Servicio de Medicina Interna de la Fundación Hospital del Espíritu Santo

La tasa de exposición es de 17,6 casos por 100 camas por año
Las doctoras, más expuestas a sufrir accidentes dentro del quirófano
Redacción
Domingo, 31 de diciembre de 2017, a las 11:20
Los accidentes con sangre y fluidos biológicos son algunos de los percances más comunes con los que se enfrenta el personal sanitario. Casí el 90 por ciento de las exposiciones son percutáneas y el resto contaminaciones de piel no intacta o salpicaduras a mucosas. Los pinchazos es la más frecuente (85,7 por ciento). Además, los médicos son el colectivo  con mayor riesgo (5,29 exposiciones por cada 100 médicos), aunque con un riesgo muy similar al de los enfermeros (5,27) y el área quirúrgica, el espacio más propenso a estos accidentes, puesto que allí se producen la mitad. Las mujeres, según los datos recogidos son el sexo que más exposiciones presenta con el 73,7 por ciento de los casos.

Son los resultados de un estudio del Servicio de Medicina Interna de la Fundación Hospital del Espíritu Santo (FHES) de Santa Coloma de Gramanet que han analizado todos los casos notificados entre 2005 y 2014 y han llegado a las conclusiones expuestas anteriormente. El estudio cita que este tipo de accidentes pueden provocar la transmisión de virus como” la hepatitis B y C o el VIH”. La Organización Mundial de la Salud estima que “al año se producen dos millones de pinchazos con aguja en personal sanitario que resultan en infecciones por estos virus”.

Los quirófanos y las salas de parto son los lugares en los que se han producido de manera más frecuente estas exposiciones, en el 43,9 por ciento de ellas, seguidos de la habitación del paciente (21,2 por ciento) y los boxes de exploración (16,5 por ciento). Mientras que las agujas son el material más frecuentemente implicado (61,6 por ciento de los accidentes), seguidas del instrumental quirúrgico (36,2 por ciento).

En los nueve años analizadosse declararon 318 exposiciones en el FHES. La tasa es de 17,6 por 100 camas por año. De estas, el 3,2 por ciento de los pacientes tenía una infección activa o era portador del VHB. La sangre es el fluido biológico que con más frecuencia ha causado estas exposiciones, en el 94,2 por ciento de los casos.

El estudio, además señala que estas se producen con mayor frecuencia que en estudios de los últimos años de siglo, ello “podría deberse a la incorporación de servicios y al aumento de la complejidad de las actividades realizadas”, valora. Además, aporta que “Al comparar las campañas de sensibilización e información realizadas en el centro con las tasas de exposición anual, observamos que en los años siguientes a la realización de estas se produce una ligera disminución de las tasas de exposición”. Además, apuesta por la formación dirigida a la prevención, puesto que “el 42% de los implicados tenían menos de un año de actividad laboral en el centro”, y por tanto había tenido menos jornadas formativas al respecto.