La Radiología valenciana defiende el ejercicio "integral" de la profesión

La sociedad niega haber defendido intereses privados en los concursos públicos sobre resonancia magnética en la región

La Radiología valenciana defiende el ejercicio "integral" de la profesión
jue 28 enero 2021. 18.30H
El pasado mes de enero, la Sociedad de Radiología de la Comunidad Valenciana (SRCV) saltaba a la palestra después de que varios medios apuntaran a una supuesta utilización de la organización para defender intereses privados en concursos públicos. En respuesta a preguntas realizadas por Redacción Médica, la organización niega estas acusaciones, alegando que su único interés es defender el derecho de los radiólogos "a desarrollar su profesión de manera plena e integral". 

¿Fue utilizada la Sociedad de Radiología de la Comunidad Valenciana para defender intereses privados en concursos públicos sobre servicios de Resonancias Magnéticas (RM) en la Comunidad Valenciana? 

Rotundamente no. La SRCV es una asociación científica sin finalidad lucrativa ni política que agrupa a los profesionales de la Radiología que ejercen en la Comunitat Valenciana entre cuyos fines está el promover y procurar el perfeccionamiento y mejora de la calidad de la asistencia y de la atención sanitaria que nuestra especialidad desarrolla. El único interés que defendemos es el derecho de los radiólogos a desarrollar su profesión de manera plena e integral sin sesgos, bien trabajen en el ámbito de la sanidad pública como en el de la sanidad privada.

Por establecer una similitud con otras especialidades médicas, ¿cómo hubieran reaccionado los gastroenterólogos si les hubiesen externalizado las endoscopias sin poder intervenir en sus indicaciones o en la gestión de la demanda de una técnica crucial en su especialidad? ¿Qué opinarían si estas exploraciones las realizaran especialistas privados pero en el propio hospital público? Por poner otro ejemplo, ¿habrían consentido los traumatólogos de los hospitales públicos que la cirugía artroscópica se externalizara a centros privados y ellos no pudieran operar ni los residentes formarse correctamente en esa técnica?

¿Estaban en contra del concurso público de Resonancias Magnéticas en Comunidad Valenciana?, ¿por qué?

Uno de los fines de la SRCV es la defensa de los intereses de nuestra especialidad, la Radiología, que como saben, utiliza diversas técnicas de imagen médica (RX, ecografía, TC) además de la RM en el proceso diagnóstico y terapéutico no invasivo de innumerables enfermedades, siendo a día de hoy, una de las piezas centrales de la medicina actual y sobre la que pivota el manejo de los pacientes.

Consideramos imprescindible que la atención del paciente desde el punto de vista del diagnóstico por la imagen sea integral y que los radiólogos de los departamentos de salud participen del proceso diagnóstico y terapéutico desde el principio al final, es decir, desde la adecuación de la demanda de las pruebas hasta la firma del informe de cualquier prueba de imagen.

En la actualidad y, desde hace 20 años, este proceso está truncado en los servicios de radiología de los hospitales públicos de la Comunitat Valenciana en el instante en que la RM es externalizada, o lo que es lo mismo, la especialidad está partida por la mitad por tener una de sus técnicas más importantes fuera del alcance de los profesionales de los centros públicos. Esto tiene consecuencias en el proceso asistencial, docente y científico, por no hablar también del sobrecoste para el contribuyente, aspecto éste ya validado por la Sindicatura de Comptes de la Generalitat Valenciana hace unos años. Los servicios de Radiología de los hospitales públicos de la Comunidad Valenciana tienen capacidad para integrar los estudios de RM en su rutina habitual (ya sucede con parte de la actividad en virtud del llamado modelo C por el cual un porcentaje de RM diarias están a cargo del staff de los servicios de Radiología), habiendo herramientas como la telerradiología a través del PACS compartido entre dichos hospitales o la fórmula del autoconcierto para hacer frente a las listas de espera, y que funcionan perfectamente en la gestión de la demanda.

En el caso de que incluso con estas herramientas de gestión no se pueda atender la totalidad de las exploraciones, no estamos en contra de que se utilice el modelo de concurso público para el remanente de pruebas, pero no solo para RM (la lista de espera de ecografía también es amplia), aunque como ya he explicado, el proceso asistencial tiene mayor calidad si se lleva a cabo en su totalidad en el mismo centro y con los mismos profesionales.

¿Alguno de los miembros de la Junta Directiva de la Sociedad de Radiología de la Comunidad Valenciana (SRCV) se presentó al concurso público de Resonancias Magnéticas de la Comunidad Valenciana? En caso afirmativo, ¿cómo conjugan estas personas ambas posiciones: la crítica a su externalización y el interés particular en el concurso?

La respuesta es no. Es ridículo que por tener actividad profesional mixta se nos atribuya la participación en concursos públicos de empresas privadas. Es como si a un trabajador de un banco se le hiciera responsable de las decisiones que toma el consejo de administración de ese banco sólo por trabajar en él. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.