Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Medicina

El Papa lanza un mensaje a todos los médicos sobre eutanasia y paliativos

Francisco recurre a argumentos éticos y humanísticos para alimentar un debate controvertido en el seno de la religión

El papa Francisco.
El Papa lanza un mensaje a todos los médicos sobre eutanasia y paliativos
Redacción
Viernes, 17 de noviembre de 2017, a las 11:00
No justificó la eutanasia pero habló de proporcionalidad a la hora de procurar cuidados cuando resulten "éticamente desproporcionados". Ha sido la última declaración del papa Francisco, otra que alimenta este antiguo debate moral en el seno de la religión.

El Papa mantiene la línea roja en la eutanasia, de la que dice que "siempre es ilícita", pero admite que “es moralmente lícito renunciar a la aplicación de medios terapéuticos o suspenderlos” cuando son desproporcionados y su aplicación no corresponde a criterios "éticos y humanísticos".

Francisco resumió la cuestión diciendo que "no se quiere procurar la muerte", lo que supondría la eutanasia que rechaza frontalmente, sino que "se acepta no poder impedirla". “No activar medios desproporcionados o suspender su uso equivale a evitar el ensañamiento terapéutico”.

Paliativos y desigualdad

También habló en el mismo sentido de los ciudados paliativos como una forma de “cuidar siempre a la persona viviente: sin acortar nosotros su vida, pero sin ensañarse inútilmente contra su muerte”. Definió a la medicina paliativa como una terapia “de gran importancia también en el plano cultural, empeñándose en combatir todo lo que hace el morir más angustiante y sufrido, es decir, el dolor y la soledad”.

El Pontífice también aprovechó el Encuentro Regional Europeo de la Asociación Médica Mundial, a la que envió una carta en la que hacía todas estas afirmaciones, para criticar la desigualdad terapéutica incluso en los países más ricos, "donde el acceso a las curas corre el riesgo de depender más de la disponibilidad económica de las personas que de las efectivas exigencias de curación”.