El médico necesita espacios propios para dar "malas noticias" al paciente

Los expertos coinciden en la importancia de formar sobre cómo debe ser la comunicación entre médico y paciente

Se han empezado a utilizar los despachos para la comunicación entre médico y paciente.
El médico necesita espacios propios para dar "malas noticias" al paciente
vie 19 abril 2019. 15.00H
A menudo, la comunicación de temas complejos a los pacientes o sus familiares se realiza en pasillos, servicios de urgencias e incluso en las habitaciones con otros pacientes presentes, violando de esta manera la intimidad y el respeto de la persona. Así se extrae del informe 'Comunicación entre profesionales sanitarios y pacientes', en el que se insta a crear salas iluminadas, tranquilas y sin ruido para tratar temas complejos.

Un punto con el que está de acuerdo José Carlos Bermejo, director general del Centro de Humanización de la Salud, quien considera "una necesidad" la creación de este tipo de espacios. "De hecho, ya se están empezando a utilizar los despachos de los propios médicos como lugar donde hablar sobre la evolución del paciente", explica. Sin embargo, "pueden llegar a ser lugares muy fríos".

"Uno de los principios más importantes en la humanización de la Medicina es el respeto a las personas"



Para Julio Ancochea, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa y director de la Cátedra Respira Vida, "es deseable la creación de este tipo de espacios". En este sentido, destaca que "uno de los principios más importantes en la humanización de la Medicina es el respeto a las personas, a su intimidad, mirarles a los ojos y no hablar con ellos teniendo la pantalla de un ordenador entre ambos".


Cómo debe ser la comunicación


Y es que, según Bermejo, "hace falta cuidar las formas". Hasta ahora, los grados de Medicina y Enfermería "cuidan muy poco la retórica", continúa el experto. Un aspecto importante "para respetar la dignidad de la persona en el proceso diagnóstico" porque "es clave entablar una relación centrada en la persona y no solo en las patologías, es decir, hacer de la relación un encuentro entre personas", incide.

En la comunicación, "debemos plantear aspectos sobre cómo deben darse, por ejemplo, las malas noticias dependiendo de cada paciente", continúa Ancochea. Por eso, es necesario trasmitir a los residentes una serie de valores "como la medicina basada en el afecto, el cuidado  del paciente, el cuidador y su entorno, el compromiso, la generosidad, el trabajo en equipo, la humildad o la vocación", entre otros.

Para Ancochea, "el ser médico no se limita a tener unos conocimientos sobre la especialidad, sino que el médico es una persona que cuida y cura a otras personas. Esa relación interpersonal es clave en Medicina", concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.